En acción, la huella social de Bankia

Comparte

#FESBAL activa la Gran Recogida de Alimentos en la que participan más de 100.000 voluntarios de toda España #enAcciónBankia

Click to tweet

Alimentando esperanzas

Campañas con particulares y empresas

Publicado el 27 de Octubre de 2016 por Bankia.

En 1996, los Bancos de Alimentos de España constituyeron la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) como asociación sin ánimo de lucro y que, en la actualidad, reúne a 56 Bancos de Alimentos, uno al menos en cada provincia del territorio nacional.

Los alimentos proceden de particulares que donan en las recogidas y ‘operaciones kilo’ que se celebran periódicamente durante el año en las tiendas y grandes superficies de España. No obstante, el grueso de las donaciones y aportaciones materiales que se suscriben es a través de acuerdos y convenios que se firman tanto con organismos públicos como privados, sobre todo con empresas.

Las compañías que colaboran con FESBAL son desde cooperativas e industrias productoras de alimentos y distribuidoras del sector de la alimentación, hasta las de transporte, logística y construcción. También hay entidades financieras y fundaciones.

Aunque no lo es, la Federación está organizada con la misma eficacia que si fuera una gran empresa, para así poder conseguir sus fines, que son esencialmente la captación de alimentos y su distribución a los Bancos de Alimentos asociados. Se trabaja con criterios empresariales y en ella, además de la Presidencia y Dirección, existen áreas de Gestión Comercial, Logística, Financiera, Jurídica, Voluntariado, Comunicación, de relaciones con otros Bancos… que hacen posible la consecución de los acuerdos de donación y ayudas que se suscriben. Sólo la distingue que, como en los propios Bancos de Alimentos, la mayor parte de su equipo de gestión está formado por voluntarios no remunerados, jubilados y prejubilados, que aportan su tiempo, su entusiasmo y su experiencia profesional anterior.

Elena García de Guinea, responsable de Comunicación y Marketing de FESBAL, se encuentra inmersa en los preparativos de la cuarta edición de la Gran Recogida de Alimentos, una campaña anual que se desarrolla a nivel nacional y en la que intervienen más de 100.000 voluntarios. “En turnos de cuatro horas, estos voluntarios se encargan de ayudar a pie de supermercado, de informar al público que acude a donar, embolsar los alimentos que se donan…” Tras la campaña se encargan de las tareas de clasificación de los alimentos en los diferentes bancos de alimentos.

FESBAL es una de las entidades beneficiarias de la convocatoria de ayudas de Bankia y Fundación Montemadrid 2015. El proyecto que se apoya desde Bankia está orientado a paliar el hambre y la hiponutrición en la edad infantil, proveyendo a los Bancos de Alimentos de toda España. La colaboración de Bankia y Fund. Montemadrid (20.000 euros) ha servido para intervenir en Madrid y Castilla-La Mancha.

“Además tenemos muchas otras campañas con distintas empresas que nos ofrecen su colaboración: unas son recogidas de leche, otras son donaciones de excedentes, otras son de voluntariado corporativo, sensibilización social… También realizamos, de vez en cuando, campañas de donación y recogidas en plataformas online”, relata García de Guinea.

Los 56 Bancos de Alimentos asociados a FESBAL atendieron a 1.571.932 personas en el año 2015, a través de 8.652 entidades benéficas que reciben los alimentos recogidos mediante las campañas especiales y operaciones kilo que se realizan durante todo el año. Al día, se reparten unos 419.000 kilos, alcanzando una suma anual de 152,9 millones de kilos de alimentos que llegan a los más necesitados. En el último lustro, FESBAL ha experimentado un crecimiento del 70% en la distribución de comida a las entidades beneficiarias. Tan sólo en el último año ha incrementado un 20% la entrega de alimentos.

La filosofía de FESBAL se basa en maximizar el rendimiento de cada céntimo que llega a la Federación, logrando que por cada euro que se gasta se devuelvan 39 euros al necesitado. Todo esto es gracias a la colaboración de los organismos públicos y privados con los que FESBAL mantiene convenios, a la generosidad de los ciudadanos y al trabajo desinteresado e invaluable de 2.932 voluntarios estables -en su mayoría jubilados y prejubilados- que trabajan a diario para lograr su objetivo de reducir la pobreza y acabar con el despilfarro de alimentos.


TAGS: VOLUNTARIADO