En acción, la huella social de Bankia

Ayúdame a comprender

Publicado el 25 de Septiembre de 2017 por Bankia.

Quizás usted sepa japonés, pero quizás no. ¿Se imagina viajando a Japón y que toda la  información esté en japonés? ¿Se imagina que necesite coger un tren, entrar en una farmacia o acudir a la policía y que esta información no estuviese recogida de forma icónica e intuitiva? Esta sensación de desconcierto, pérdida y falta de entendimiento del entorno es lo que viven a diario en España miles personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, migrantes que no manejan el idioma, adultos analfabetos y menores o personas mayores con deterioro cognitivo, entre otras.

La accesibilidad cognitiva es la cualidad de los objetos, entornos, procesos, dispositivos, etc… que son fáciles de comprender. Un mundo más fácil de entender beneficia a todas las personas”, señala Laura Espejo, adjunta a Dirección en Plena Inclusión, organización que representa en España a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

Las trabas a las que se enfrentan estas personas son muy diversas: dificultades para memorizar y necesidad de que se les recuerde la información principal, problemas para la comprensión lectora o desorientación en espacios que no están correctamente señalizados. Trabajar en una correcta adaptación aumenta su capacidad de autonomía.

Espejo pone de relieve la relevancia que tiene para estas personas el acceso a la vida independiente: “cuestiones como el acceso a un empleo ordinario, a la gestión de sus recursos, económicos o de otro tipo, decidir cómo y con quién disfrutar de su tiempo. Decidir dónde y con quién vivir, disfrutar de su salud, el bienestar personal y familiar… poder vivir conforme a un proyecto vital elegido, donde sean protagonistas y cuenten con los apoyos necesarios, es fundamental para todos”.

El camino a recorrer es largo, ya que no se trata únicamente de modificar infraestructuras y materiales accesibles, sino que implica un cambio de mentalidad para una sociedad más inclusiva que beneficie a todos.

Finanzas accesibles

Plena Inclusión y Bankia han desarrollado un proyecto piloto en Madrid, Logroño y Valencia orientado a facilitar el conocimiento sobre cuestiones vinculadas al dinero, su uso y los medios financieros, incluidos los bancarios, a personas con diferentes capacidades intelectuales.

Un total de 37 empleados, pertenecientes a oficinas y departamentos financieros, recibieron formación por parte de profesionales de Plena Inclusión con el fin de formar a su vez a 68 personas con discapacidad intelectual.

“Hasta ahora hubiese tenido miedo de atender a una persona con discapacidad y a no poder ofrecerle todos los servicios que demandara”, explica Susana, voluntaria de Bankia y formadora en el programa ‘Finanzas Fáciles’.

Es precisamente el mundo financiero una de las barreras más complejas a la que se enfrentan las personas con discapacidad intelectual. “Contar con unos conocimientos básicos financieros, favorece la autonomía de estas personas en el desarrollo de estas actividades y reduce el nivel de dependencia hacia sus familiares o los profesionales de las asociaciones”, matiza Laura Espejo.

Muchas de estas personas trabajan y cobran su salario a través de un banco, usan tarjetas, ahorran, manejan dinero, etc. Por ello es importante dar respuesta a sus demandas de capacitación en todos los temas relativos a las finanzas personales, tanto a través de la formación, como de la mejora de los entornos de las entidades bancarias.

“He aprendido a ahorrar, a utilizar una cuenta de ahorro, cómo domiciliar un recibo y muchas cosas más”, explica Mariví, una de las beneficiarias del curso.

“El proyecto que llevamos a cabo con Plena Inclusión se ajusta plenamente con las líneas de acción social de Bankia: apoyar la integración de  personas con distintas capacidades, fomentar el voluntariado de los profesionales del banco y avanzar para conseguir una accesibilidad completa”, señala David Menéndez, director de Responsabilidad Social Corporativa en Bankia.

Y es que una sociedad más inclusiva y solidaria no solo beneficia a personas con discapacidad intelectual, sino que todos salimos ganando. Construir entonos de confianza es necesario para dialogar y conocer.


TAGS: EMPLEO, FORMACIóN, VOLUNTARIADO