En acción, la huella social de Bankia

Trabajar la exclusión social y financiera a través de las microfinanzas

Publicado el 19 de Enero de 2018 por Bankia.

Jorge Ramírez Puerto

General Manager European Microfinance Network (EMN)

 

Las poblaciones financieramente excluidas no son una característica única del mundo en desarrollo. En Europa, millones de personas no tienen acceso a servicios financieros tradicionales y se ven envueltos en una espiral de exclusión financiera que no les ofrece oportunidades para escapar de la exclusión social.

Ante este reto, las microfinanzas en Europa se consolidan progresivamente como una herramienta esencial de la política social para la promoción del autoempleo, el apoyo a las microempresas y la lucha contra la exclusión social y financiera.

La Red Europea de Microfinanzas (European Microfinance Network, EMN) es el principal representante de los intereses del sector de las microfinanzas en Europa. Desde EMN ofrecemos diferentes canales de comunicación para la industria ante las instituciones de la UE y las autoridades nacionales.

Además, ofrecemos una amplia gama de instrumentos de capacitación para mejorar el desarrollo de los proyectos microfinancieros en el continente.

En el marco de sus actividades, EMN publica cada dos años una encuesta panorámica global del sector de los microcréditos que recoge las siguientes conclusiones principales.

    -Elevada heterogeneidad por parte de las Instituciones Microfinancieras (IMFs) en cuanto al modelo institucional, tamaño y nivel de especialización en micropréstamos.

    -Los objetivos sociales perseguidos por las IMFs son también diversos, mientras que muestran un enfoque primario en la inclusión financiera y la creación de empleo.

    -El Informe destaca un aumento de la escala del sector tanto en términos de volumen total como del número de microcréditos desembolsados. En 2015, las IMFs encuestadas desembolsaron un total de 552.834 préstamos (+12% en comparación con 2014) con un volumen total de casi 1.600 millones de euros (+16%).

    -Los servicios no financieros emergen como un elemento clave de la provisión de microfinanzas en Europa. De hecho, más de la mitad de las IMFs encuestadas siguen un enfoque integrado que permite la provisión de productos financieros (principalmente microcréditos empresariales y personales, préstamos de ahorro y comerciales) y servicios no financieros. Según el Informe, en 2015 las IMFs encuestadas llegaron a 205.943 clientes con sus servicios no financieros (principalmente educación financiera y servicios de desarrollo empresarial).

    -Por lo que se refiere a la promoción del espíritu empresarial y la creación de empleo, las IMFs encuestadas apoyan continuamente a las microempresas, las empresas de nueva creación, las empresas sociales y los trabajadores por cuenta propia. En 2015, el número de prestatarios activos apoyados por microcréditos empresariales alcanzó un total de 402.365 (+8%).

Diferentes estudios realizados a nivel nacional mostraron el creciente impacto del sector microfinanciero a diferentes niveles:

    -Se crean o mantienen aproximadamente dos puestos de trabajo por microcrédito en Europa.

    -La tasa de supervivencia entre las nuevas empresas financiadas por las IMFs es superior al 66% después de tres años (muy superior a la tasa de supervivencia del 33% en tres años para el emprendimiento general).

    -51% de los clientes que recibieron un microcrédito profesional tienen acceso al crédito de las instituciones financieras tradicionales en tres años.

    -1 € invertido en microfinanzas paga 4,04 € a la comunidad después de dos años de actividad.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer para seguir desarrollando la actividad y el impacto del sector.

Desde EMN queremos asegurarnos de que las IMFs puedan operar independientemente en todos los países europeos y con un acceso a los fondos públicos adecuados para desarrollar su actividad.

Asimismo, queremos reforzar la adopción de instrumentos más basados en la tecnología que permitan al sector funcionar de forma más eficiente y con instrumentos más adaptados a las necesidades de la población europea financieramente excluida.

—————–

TEMAS RELACIONADOS

Microcréditos, una oportunidad para el emprendedor en situación de desempleo

El voluntariado senior: un valor clave para el emprendedor


TAGS: EMPRENDIMIENTO, MICROCRéDITOS