En acción, la huella social de Bankia

Crear ciudades sostenibles, el azote del cambio climático

Publicado el 15 de Enero de 2018 por Bankia.

Tan solo un 2% de la superficie terrestre es ocupado por las ciudades. Espacios urbanos que consumen el 78% de la energía mundial y que producen más del 60% de las emisiones de CO2 del planeta.

El rápido crecimiento de las metrópolis transforma la actividad económica y conlleva algunas dificultades como “el creciente número de habitantes de barrios marginales, el incremento de la contaminación atmosférica, la insuficiencia de los servicios básicos y la infraestructura, y el crecimiento urbano incontrolado y no planificado, que también aumentan la vulnerabilidad de las ciudades a los desastres”, señalan desde Naciones Unidas.

Los datos que recoge el Informe ‘Cambio climático y ciudades’ de Forética alertan de la necesidad de caminar hacia un nuevo modelo de sostenibilidad de las sociedades y el medio ambiente.

La sostenibilidad de los recursos

Se calcula que en 2015 cerca de 4.000 millones de personas, el 54% de la población mundial, vivían en las ciudades, cifra que alcanzará, según los expertos, los 5.000 millones en 2030. La sostenibilidad de los recursos está en juego. El aumento de la densidad de población en las ciudades hace necesario replantearse los modelos en las urbes, buscando que éstas transiten hacia un modelo que consolide las ciudades como sostenibles.

“La complejidad de los sistemas urbanos hace necesaria y urgente la participación del sector privado para hacer frente a los retos climáticos que se plantean en las ciudades”, señala el director general de Forética, Germán Granda. “Un enfoque efectivo hacia la creación de soluciones por parte de las empresas permitirá no solo anticiparse a las oportunidades de la acción climática, sino también desarrollar su actividad de manera más eficiente y sostenible”, aclara.

Ciudades sostenibles

Empresas como Aena, Ferrovial, Vodafone o Bankia forman parte del Clúster por el Cambio Climático que trabaja por poner en marcha iniciativas que contribuyan a la sostenibilidad de las urbes. Cinco son las palancas clave que destaca el Clúster para llevar a cabo esta transición: movilidad sostenible, eficiencia energética y fomento de las energías renovables, desarrollo de infraestructuras y conexiones inteligentes e impulso de hábitos de vida sostenibles y saludables.

Un buen ejemplo de localidad sostenible es Copenhague cuyos esfuerzos han sido reconocidos, entre otros, por la Comisión Europea, poniendo en valor su capacidad para combinar soluciones sostenibles con el crecimiento y una alta calidad de vida. De hecho, más del 50% de la población utiliza a diario la bicicleta para los desplazamientos por ciudad y tan solo el 29% de los hogares tiene coche.

La ciudad europea tiene un ambicioso objetivo marcado en el horizonte: ser la primera ciudad del mundo con cero emisiones de carbono para 2025.

Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean más inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles es uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados desde Naciones Unidas en la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030.

Imagen: Getty Images

——–

TEMAS RELACIONADOS

Cuando la sostenibilidad cotiza en Bolsa

El accionista, atraído por las buenas prácticas sociales y medioambientales

“Para las empresas es fundamental trabajar con ONG transparentes”


TAGS: MEDIOAMBIENTE, RSC, SOSTENIBILIDAD