En acción, la huella social de Bankia

Gafas de sol solidarias y respetuosas con el medioambiente

Publicado el 25 de Abril de 2018 por Bankia.

Samuel Soria y Alfonso de Luján abandonaron sus prometedoras carreras en el mundo de las finanzas para emprender. Buscar un hueco en un mercado tan copado como el de las gafas de sol no parecía fácil, pero ingredientes como la sostenibilidad y el positivo impacto social y ambiental, hicieron de una idea una realidad.

Parafina surge en 2014 ante la oportunidad de crear gafas de sol utilizando residuos procedentes de vertederos controlados. Por cada gafa vendida, un 5% del precio de venta se dona a programas de educación en Paraguay, pero la marca también colabora con la Asociación Española Contra el Cáncer, financiando proyectos de investigación, y con la Fundación Barraquer en proyectos de cirugías oftalmológicas en zonas de África Oriental.

Hablamos con sus fundadores para conocer los secretos de esta iniciativa empresarial sostenible y solidaria que, tras afianzarse en España, se extiende por el mundo: más de 400 tiendas en 25 países. 

Por cada gafa vendida, se dona un porcentaje de su precio a un fondo social

¿Qué ofrece Parafina que no ofrezcan otras empresas de diseño de gafas?

En Parafina aportamos valor, no solo con un producto que es original, reciclado, flexible e hipoalergénico, sino también impactando socialmente en distintas iniciativas y comunidades que están en riesgo de exclusión gracias a que cada gafa dona un porcentaje de su precio a un fondo social. Quien compra unas gafas de Parafina no solo está comprando un accesorio único, está uniéndose a la una revolución. La revolución del cambio.

Utilizáis materiales reciclables y fabricáis vuestro producto con bambú, aluminio o silicona… ¿Por qué crear un producto eco friendly y qué aporta al consumidor?

Creemos que los recursos no son ilimitados, por lo que damos una segunda vida a materiales como el plástico, el aluminio o el caucho. De no ser así, dañaría gravemente nuestro medioambiente. Por ejemplo, en 2017 se consumieron más de 300 millones de toneladas de plásticos y solo un 5% se reutilizó.

En Parafina tenemos acuerdos con 29 vertederos que nos suministran recursos que pasan de ser un problema a ser de nuevo útiles. Estamos orgullosos de hacer las cosas de una forma distinta y original, de romper el modelo de negocio convencional. Creemos que hacer las cosas de una forma es, a veces, la única manera de triunfar.

Parafina tiene acuerdos con 29 vertederos que suministran recursos

Además, de cada gafa que vendéis apoyáis la escolarización de menores en Paraguay… Háblanos de este proyecto.

#LlévaleAlCole es un programa de becas propio que se financia gracias a todos nuestros clientes. Un 5% del precio de venta se destina a este programa, que actualmente colabora con un colegio situado en una de las zonas más pobres de Asunción (Paraguay).

Comenzamos a colaborar con Paraguay por varios motivos. El primero, porque conocíamos de primera mano el proyecto y sus necesidades, lo que aseguraba la viabilidad y el control de los fondos. Y, en segundo lugar, fue porque Paraguay es un país olvidado donde 160 personas de la población controlan el 95% de la riqueza, y el 34,7% de la población carece de nociones básicas de escritura y lectura.

#LlévaleAlCole no es el único proyecto social que impulsamos, aunque tal vez sí el más importante. También empleamos a gente en nuestras oficinas en Madrid en riesgo de exclusión laboral con el fin de apoyar su reinserción, colaboramos con la AECC en la financiación de proyectos en la investigación contra el cáncer y apoyamos a la Fundación Barraquer en proyectos de cirugías oftalmológicas en zonas de África Oriental.

Formasteis parte del Congreso apoyado por Bankia, Lo Que De Verdad Importa, donde compartisteis vuestra experiencia ante cientos de jóvenes… ¿Qué idea clave destacaríais?

Pretendemos reiterar la importancia que tiene el valor de la actitud y el valor del impacto. Queremos que entiendan que la diferencia entre el grande y el mediocre no está en los conocimientos que uno adquiere, sino en la actitud. Muchas veces el entorno que nos rodea no es fácil y aparecen obstáculos para llegar nuestros objetivos, pero ante eso, si aplicamos una actitud positiva, no perderemos la meta a la que queremos llegar. Además, nos gustaría que asumieran que todo lo que hagan en sus vidas tiene que generar un impacto y que usen su talento para ello.

—————–

TEMAS RELACIONADOS

Proyectos audiovisuales para mejorar el entorno social

Duchas inteligentes para personas dependientes

Microcréditos, una oportunidad para la creación de empleo


TAGS: EMPRENDIMIENTO, JóVENES, MEDIOAMBIENTE, RSC, SOSTENIBILIDAD