En acción, la huella social de Bankia

Comparte

@fundacionnumen, en colaboración con Bankia y las Fundación Montemadrid, presentan 'El columpio'.

Click to tweet

Jugando con todos

Curso mucho más divertido para los 73 niños y adultos

Publicado el 12 de Septiembre de 2016 por Bankia.

El vídeo quiere enfatizar en la idea de pensar en la diversidad a la hora de diseñar parques sin barreras en los que todos los niños puedan jugar y divertirse. Y es que en un parque convencional solo pueden hacer uso de los columpios aquellos chicos que pueden correr y saltar, mientras que los que tienen problemas de movilidad o van en sillas de ruedas, solo pueden ver cómo juegan los demás.

Desde el mes de junio, la Fundación NUMEN cuenta en sus instalaciones con un parque de juegos accesible gracias al patrocinio de importantes organizaciones entre las que se encuentran Bankia y la Fundación Montemadrid. Este parque hará el comienzo del curso mucho más divertido para los 73 niños y adultos que acuden cada día a la Fundación NUMEN.

Concha Vereterra, gerente de la Fundación NUMEN, explica que los niños con parálisis cerebral tienen muchos problemas de movilidad, lo que les impide acceder a las instalaciones de ocio de los parques tradicionales. “Muchos de ellos no controlan su cuerpo por lo que necesitan unos ajustes especiales para poder columpiarse de forma segura”, asegura Vereterra.

El juego en los columpios es especialmente importante para un correcto desarrollo en las edades más tempranas ya que los movimientos que se producen cuando se columpian (giros, balanceos, deslizamientos, etc.) les ayudan a vivir nuevas sensaciones y a conocer su propio cuerpo. “Además, no hay que olvidar que al igual que a los niños de cualquier edad, a nuestros chicos les encanta jugar y divertirse”, relata el equipo de profesionales de NUMEN.

Los parques infantiles deberían ser diseñados pensando en la diversidad, proponiendo columpios accesibles para todos. De esta forma no serían exclusivos para los niños con dificultades motrices, sino que podrían jugar también los niños sin discapacidad, fomentando así la inclusión”, afirma Vereterra. La idea es que convivan en un mismo espacio de ocio los niños con movilidad reducida y los niños sin discapacidad.

El disfrute que supone jugar en los columpios es el mismo para todos, lo que cambia es el acceso a la actividad. Esto haría -según apuntan desde NUMEN- que los niños con dificultades motoras pudieran integrarse mejor en la sociedad si se presta atención especial a estos espacios, eliminando estas barreras de participación.

Si no empezamos a trabajar y a educar en la realidad que supone la diversidad desde que nuestros hijos, con o sin discapacidad, son pequeños, nunca conseguiremos que la inclusión sea una realidad”, finaliza Vereterra.

Con este proyecto, desde la Fundación NUMEN quieren recordar la importancia que supone el juego para el desarrollo de los más pequeños. Jugar es un derecho de los niños que fue reconocido en 1959 en la Asamblea General de las Naciones Unidas y ratificado en 1990 por el Parlamento Español.

El parque accesible se encuentra situado en la calle Tabatinga nº 11 de Madrid. Además, la fundación cuenta con otros proyectos en curso que puedes consultar aquí.


TAGS: EDUCACION