En acción, la huella social de Bankia

La oportunidad de reciclarse

Favorecer la inserción socio laboral

Publicado el 24 de Enero de 2017 por Bankia.

Un indicador importante a la hora de evaluar la tasa de pobreza en la Comunidad Valenciana, en comparación con el conjunto del Estado, es la dificultad para llegar a fin de mes. En este sentido, los hogares valencianos registran  mayores dificultades que los del conjunto estatal. Un 38,5% de los hogares valencianos dice sufrir dificultades para llegar a fin de mes, frente al 36,7% estatal.

Esta dura realidad obliga a las personas a ser creativas e intentar construir nuevas formas de trabajo y de vida. Y en este camino encontramos el “Proyecto Gema”.

Desarrollado en Sant Vicent del Raspeig (Alicante), dentro del  acuerdo global firmado entre Bankia y Cáritas, Proyecto Gema y otros 16 proyectos repartidos por diferentes ciudades de España, cuentan con más de 1.500 personas beneficiarias.

“El origen del proyecto se sitúa en 2010 cuando Cáritas Diocesana entabla  relación con el Instituto FP Canastell de Sant Vicent del Raspeig, buscando una oferta formativa alternativa a los cursos de cocina, inglés, español para inmigrantes e informática básica, en los que Cáritas tiene una experiencia y una trayectoria de muchos años”, explica Francisco Javier Ruvira Guilabert, secretario general de Cáritas Diocesana Orihuela-Alicante.

El perfil de los participantes es el de jóvenes y adultos, en su mayoría varones, parados, con baja o nula cualificación laboral.

Uno de los cursos estaba enfocado especialmente a las personas que trabajaban en el mundo de la chatarra. Su objetivo era formar a esas personas para que conocieran la legislación sobre la protección del medio ambiente, el aprendizaje de técnicas y procesos de desguace; la recuperación de materiales, así como la seguridad e higiene en el trabajo.

Este grupo de alumnos  solicitó el acompañamiento de Cáritas para pensar en nuevas formas de empleo para sí mismos. Hacía falta pensar y dar forma a una idea empresarial. Así fueron llegando voluntarios con formación: un abogado, un economista, un arquitecto, un artista plástico, una religiosa, un sacerdote que también es psicólogo… “Se trabajó durante seis meses en un Plan de Negocio y, mientras tanto, mejoraron su nivel de lectoescritura, de matemáticas, la comunicación interpersonal y la resolución de conflictos, gracias a la labor de los voluntarios”, relata Ruvira.

Finalmente, en 2012 se constituye una cooperativa especializada en el reciclaje y la reutilización de aparatos eléctricos y electrónicos, con la finalidad de dar trabajo a todos sus socios en las mejores condiciones posibles y favorecer la inserción socio laboral de aquellas personas con especiales dificultades de acceso al mercado laboral por estar en situación o en riesgo de exclusión social.

Por otra parte, la venta de segunda mano es una fuente muy importante de ingresos para la empresa. Esta actividad se realiza en la actualidad a través de dos canales: una tienda en San Vicente del Raspeig y a través de portales en internet. La tienda está situada en el polígono industrial Canastell y como su  tráfico de exposición es muy reducido, se ha adquirido un local en el centro comercial Plaza de Argel, gracias al plan de recuperación de los barrios de la zona norte de Alicante. En la actualidad hay seis personas trabajando, cinco socios de la cooperativa y un contratado. La edad media de un trabajador de “Proyecto Gema” es de 52 años.


TAGS: EDUCACION, EMPLEO