En acción, la huella social de Bankia

Comparte

EL VOLUNTARIADO TUTELAR ESTABLECE RELACIONES DE IGUALDAD EN EL QUE AMBAS PARTES SON BENEFICIARIAS.

Click to tweet

Mejor en compañía

El Voluntariado Tutelar que promueve las relaciones de persona a persona

Publicado el 13 de Julio de 2016 por Bankia.

En España existen varios miles de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, con la capacidad jurídica modificada. 2.300 de estas personas son apoyadas por las 25 Fundaciones Tutelares adheridas a la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT) que velan por su calidad de vida.

“Dentro de las fundaciones hay un programa que se llama Voluntariado Tutelar que promueve las relaciones de persona a persona”, explica Blanca Tejero, del departamento de comunicación de la AEFT.

La Asociación aglutina estas entidades y promueve el programa de Voluntariado Tutelar que comparten todas ellas: una persona voluntaria se compromete a acompañar a una persona tutelada, se busca una relación estrecha entre las dos personas y prolongada en el tiempo.

“El profesional de la Fundación Tutelar da apoyo en su vida diaria a la persona tutelada, y el Voluntario Tutelar se dedica más a una relación bidireccional en la que ambos dan y reciben del otro”, relata Tejero.

Para dar visibilidad a este tipo de voluntariado, la AEFT ha producido dos cortometrajes ‘Somos personas acompañando personas’ auspiciados por el programa Red Solidaria de Bankia, “en los que personas apoyadas por las Fundaciones adheridas a la AEFT, como Arantxa o Maite, cuentan sus experiencias con sus voluntarias con las que llevan varios años y tienen una relación muy consolidada”, cuenta Tejero.

“El voluntariado me ha cambiado la vida”, afirma rotunda Alejandra de 32 años y técnico de integración social, que entró en el Voluntariado Tutelar a través de una amiga que le puso en contacto con la Fundación Tutelar Canaria Sonsoles Soriano Bugnion. “Al principio haces una serie de actividades conjuntas y vas entablando relaciones. Pasado un tiempo te asignan al tutelado con el que más afinidad tienes”, señala Alejandra que en la actualidad está asignada a dos tutelados que son pareja entre sí y con los que realiza actividades como ir al cine, tomar café o ir a la playa. “Ellos me pueden llamar cuando quieran y yo a ellos”, explica esta voluntaria que define su actividad como la de “agentes de cambio social. No cubrimos el puesto de nadie, va más allá de eso”.

Samira, 31 años, integradora social e intérprete de lengua de signos, tiene asignados a dos chicos cerca de su zona de residencia en Tenerife. “Es una experiencia única que una persona que no conoces de nada te dé tanto cariño. Siento que yo recibo más de lo que doy, forma parte de mi vida y los incorporo a mi grupo de pertenencia, son una persona más de mi familia”, afirma esta voluntaria cuyas actividades con sus tutelados van desde un simple paseo a necesidades más específicas como acompañarlos a comprar ropa, “siempre priorizando lo que a ellos les apetezca”.

En los cortometrajes ‘Somos personas acompañando personas’ Mayte y Arantxa se convierten en estrellas por un día “y son ellas mismas las que cuentan su historia, haciendo visible su realidad”, relata Tejero desde la AEFT, asociación que desde 1995 trabaja por la defensa y protección de los derechos de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

La AEFT cuenta ya con más de 600 Voluntarios Tutelares como Alejandra y Samira, que han creado con sus tutelados “una relación completamente normal, como la que puedas tener con un amigo”.


TAGS: VOLUNTARIADO