En acción, la huella social de Bankia

Datos

"Un metrobús para Baroké"

Click to tweet

UN METROBÚS PARA BAROKÉ

Baroké, proyecto ganador de historias en red 2016, une cada fin de semana a voluntarios e inmigrantes en Madrid

Publicado el 2 de Diciembre de 2016 por Bankia.

La palabra “Baroké” proviene del Bambara -dialecto que se habla en Mali- y significa “charlar”. Y para charlar, aprender castellano y otras actividades, están citados por la Fundación Adsis todos los sábados y domingos, 92 inmigrantes provenientes de 19 países diferentes. En la calle Maestro Alonso 4 de Madrid tienen un punto de encuentro, unas aulas, un lugar donde compartir horas de esfuerzo. Esfuerzo para integrarse en la cultura y el idioma castellano lo antes posible, para poder encontrar empleo o mejorar el que tienen.

Aquí dedica su tiempo un grupo de jóvenes voluntarios que presentaron su proyecto a la convocatoria 2016 de historias en red y que ganaron 7.108 euros para la Fundación Adsis. “Un metrobús para Baroké” parte de la idea de facilitar a estos inmigrantes algo tan sencillo como un metrobús al mes para que puedan acudir a las clases, ya que para muchos es un lujo que no se pueden permitir”.

Muchos viven en albergues u hostales, trabajan horas sueltas en hogares, en jardinería, en bares, en campañas de recogida de fruta… La mayoría ha llegado a España en busca de un futuro mejor.

Los hay que no saben una palabra de castellano y aprenden desde cero. También llegan personas que apenas conocen nuestro país y necesitan incrementar su conocimiento de España, sus destrezas al leer y escribir, o en ciertas materias. Todo ello les sirve para pasar un examen para conseguir la nacionalidad.

De ahí nació un proyecto en el que la clave son los voluntarios. Se decidió programarlo en fin de semana porque había organizaciones que ya realizaban este tipo de actividades entre semana. De esta forma, se creó la Red de Apoyo a Países Africanos (RAPA) en la que varias asociaciones trabajaban con el mismo objetivo de ayudar a subsaharianos que vivían en Madrid.

“En Adsis realizamos actividades que tienen que ver con jóvenes en riesgo de exclusión social, con aquellos que buscan sensibilizarse con lo que ocurre en la sociedad a través de programas de educación en valores, con personas privadas de libertad y con adicciones, en 9 comunidades autónomas y 12 provincias”, afirma Carlos Melgar, director de la Fundación Adsis.

Además, también desarrollan pequeños proyectos de proximidad que no requieren de intervención especializada y que son también muy importantes, como es el caso de Baroké, que nació hace 11 años a partir de un campo de trabajo dirigido a subsaharianos que en 2005 habían “saltado la valla” y se concentraban en Madrid provenientes de centros de internamiento. “Se encontraban perdidos, sin conocer el idioma, y decidimos salir a la calle a buscarlos para darles clases de castellano”, reseña Melgar.

Ese proyecto ha ido evolucionando y de las clases iniciales de castellano, ahora han incorporado clases de inglés e informática. “Lo bonito del proyecto es presenciar cómo se entienden entre ellos siendo de tantas nacionalidades diferentes y las lecciones de convivencia e interculturalidad que nos aportan”, afirma Melgar.