En acción, la huella social de Bankia

Los árboles florecen en Las Tablas de Daimiel

  • Compartir

Voluntarios de Bankia y WWF España completan una jornada de reforestación y plantación en este humedal declarado Parque Nacional y Reserva de la Biosfera.

Bankia en·accion Publicado el 28 de Febrero de 2020

Gestos solidarios rebosantes de beneficios ambientales. “Lo primero es ponerse unos guantes”, empieza explicando Patricia Arenas, técnico en Restauración Forestal de WWF España, la organización de conservación de medio ambiente. A su alrededor, cuarenta voluntarios de Bankia escuchan atentamente el resto de las directrices. Después de horas de esfuerzo en equipo, se han plantado 127 nuevas plantas de seis especies autóctonas en el marco de la jornada de reforestación y plantación en el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real).

Los testimonios arqueológicos revelan que los pobladores más antiguos de Las Tablas de Daimiel datan de hace 3.500 años, aproximadamente. En aquellos tiempos prehistóricos, en el Bronce de La Mancha, toda forma de vida se sustentaba en la ganadería y agricultura. Hoy en día, esa misma agricultura, con un uso abusivo del regadío, ha situado a este humedal, de una riqueza natural única en Europa, en “una situación muy preocupante” en opinión de los expertos de WWF España.

El proyecto ‘Bosques de agua. Restaurando los bosques de Las Tablas de Daimiel’ tiene como objetivo restaurar 60 hectáreas del entorno de este parque, asentado sobre una superficie de 3.030 hectáreas y con la confluencia del río Guadiana y su afluente Cigüela. En terrenos adquiridos por el Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) se realizan distintas jornadas de reforestación para recuperar la biodiversidad de la zona.

Bankia WWF reforestación Parque Nacional Daimiel

En Bankia estamos sensibilizados con el medioambiente y con la lucha contra la emergencia climática, somos conscientes de que cuidar nuestro entorno es fundamental para garantizar su futuro

David Menéndez, director de Gestión Responsable de Bankia

“Recuperando la vegetación autóctona se favorece la conservación del Parque. Las especies arbóreas que se plantan se agarran muy bien al suelo y eso también contribuye a la recarga de los acuíferos. Además, al haber más vegetación, la erosión del suelo es menor y se crea un paisaje más resistente al cambio climático”, detalla Arenas, presente en esta jornada ambiental en la que participaron voluntarios de Bankia.

Bankia, comprometida con los ODS

“En Bankia estamos sensibilizados con el medioambiente y con la lucha contra la emergencia climática, somos conscientes de que cuidar nuestro entorno es fundamental para garantizar su futuro”, subrayó el director de Gestión Responsable de Bankia, David Menéndez, antes del comienzo de esta jornada de reforestación centrada en la zona del observatorio de Prado Ancho y de la ruta de Torre del Prado.

Después de enfundarse los guantes, Arenas cuenta que en estas jornadas de voluntariado enseñan cómo sujetar la azada para evitar daños en la espalda o cómo cavar el hoyo. “Hacemos un hoyo de cuarenta centímetros de profundo, de ancho y de largo. De esta manera, conseguimos un alcorque, evitando que surja vegetación espontánea que reste nutrientes y agua a las especies plantadas y así favorecemos las posibilidades de supervivencia de estas nuevas especies durante el primer año”, prosigue Arenas.

Estas jornadas de reforestación y plantación son pequeñas ayudas muy valiosas para el Parque y para el medioambiente.

Patricia Arenas, técnico en Restauración Forestal de World Wildflife Fund (WWF) España

A lo largo de esta jornada se plantaron especies autóctonas como encinas, cornicabras, romeros, espinos negros, labiérnagos y retamas de bolas. “Salvo las encinas, el resto tendrá un crecimiento rápido y pronto veremos resultados”, avanza Arenas.

Jornadas ambientales que contribuyen activamente a incrementar la biodiversidad de Las Tablas de Daimiel, como sucedió hace unos meses con otro grupo de trabajadores de Bankia, quienes participaron en la reforestación de la zona del Primillar de la Duquesa, una dehesa en la que se plantaron encinas. “Son pequeñas ayudas muy valiosas para el Parque y para el medioambiente”, cierra Arenas satisfecha del buen trabajo realizado entre todos los voluntarios de Bankia y WWF España.

TAGS: MEDIOAMBIENTE VOLUNTARIADO