En acción, la huella social de Bankia

Audrey Pascual: una campeona sin límites ni limitaciones

  • Compartir

Audrey Pascual no tiene límites. Con tan solo 15 años, la joven deportista del Equipo Fundación También Competición Esquí & Snowboard Adaptado continúa batiendo récords y derribando barreras.

Bankia en·accion Publicado el 13 de Marzo de 2020

La madrileña se ha proclamado campeona de Europa de Esquí Alpino, colgándose dos nuevas medallas de oro.

Audrey, ¿cómo llegaste al esquí adaptado? ¿Esquiabas con anterioridad o practicabas otro deporte?

Mi prima Belén esquía desde pequeña y siempre me comentaba lo apasionante que le resulta, lo mucho que lo disfruta. De este modo se fueron despertando en mí las ganas de probarlo. Con 10 años, le pedí a mi madre que buscara un sitio donde pudiese hacerlo. Encontró la Fundación También. Rápidamente me llamaron, probé y desde ese momento no he parado.

Mi lesión –una agenesia bilateral de tibias que me obliga a utilizar prótesis para caminar- es congénita, por lo que mi primer contacto con este deporte fue con la Fundación También en la modalidad de esquí adaptado. Además, practico natación desde los seis meses, he probado la equitación, la vela, el ciclismo adaptado…

¿Cómo das el paso de disfrutar del esquí por hobby a hacerlo compitiendo?

La Fundación También me ofreció muchas salidas durante los dos primeros años de práctica, así que tuve la suerte de ejercitarme mucho y con muy buenos monitores, aprendiendo bastante rápido. En 2016 tuve la suerte de formar parte del Equipo de Competición Fundación También de Esquí & Snowboard adaptado. No me lo pensé. ¡Me encanta competir! Una vez que vives esa experiencia, te enganchas y estás contando los días para seguir entrenando y participar en otro campeonato.

¿Qué sientes al esquiar? ¿Qué te aporta personal y profesionalmente este deporte?

El esquí me proporciona autonomía, siento libertad, me encanta la velocidad… Personalmente, disfruto muchísimo de cada bajada, ya sea entrenando o compitiendo. Me encuentro fuerte y feliz dominando mi mono esquí (en esta disciplina, el esquiador va sentado en un asiento sujeto a un soporte unido a un único esquí), deslizándome rápido por las pistas.

Mi carrera deportiva está empezando, pero desde un punto de vista profesional me permite viajar y conocer gente de otras ciudades y países, algo que me encanta. Si tuviera que elegir aquello que más me gusta me quedaría con todo: los viajes, las competiciones, la montaña, el frío, los compañeros, los entrenamientos con el equipo…

Un palmarés impresionante

Compitiendo desde 2016, el historial deportivo de Audrey impresiona. Este año se ha proclamado Campeona de la Copa Europa, con cuatro medallas de oro y una de bronce, logrando además otra Presea dorada en la National Cup de Croacia y otros dos metales de oro en la Copa de España celebrada en Espot (Lleida). En 2019 se proclamó ganadora del Campeonato de España, la Copa de España y logró un bronce en la Competición IPCAS celebrada en Francia…

¿Hasta dónde quieres llegar en esta disciplina? ¿Cuáles son tus metas?

Para este año mi objetivo es revalidar los títulos de la Copa de España y el Campeonato de España. Y no me olvido de la Copa de Europa y el Campeonato del Mundo. Estoy deseando que llegue la próxima temporada para poder competir de nuevo.

¿Mi sueño? Participar en unos Juegos Paralímpicos (Pekín albergará en 2022 los XIII JJ.OO. Paralímpicos de Inviernos). Y cuanto antes, mejor.

¿Y tus retos?

Seguir aprendiendo y disfrutando de este deporte, teniendo la oportunidad de superarme a mí misma y de ganar a alguna esquiadora con la que ya he competido.

Hasta la fecha, ¿de qué triunfo te sientes más orgullosa?

Si tuviera que elegir uno, la victoria que más he disfrutado fue mi primera competición fuera de España en 2019, la IPCAS en Meribel (Francia). Todos los triunfos y campeonatos tienen su encanto, siempre voy con la intención de superarme y disfruto muchísimo participando. Pero he de reconocer que este fue especial, ya que era la primera vez que competía en el extranjero y todo lo que ello conlleva: el viaje con mi entrenador, conocer a esquiadoras de otros países, los nervios antes de la carrera… Y subir al pódium colgándome una medalla de bronce.

¿Has tenido o estás teniendo que renunciar a algo, sacrificar algún aspecto de tu vida, para llegar dónde actualmente te encuentras?

Tengo que compaginar el deporte con mis estudios de 4º de la ESO, así que cuando estoy en casa debo aprovechar al máximo, incluidos los fines de semana, para ponerme al día con el temario y los exámenes y no perder el ritmo del grupo. Tengo la mitad de tiempo que mis compañeros, así que durante la temporada de esquí disfruto poco del ocio.

Durante la temporada de competición voy una semana a esquiar y otra al colegio. En los días que toca esquí, me levanto pronto y entreno por la mañana, como, descanso y ya por la tarde tenemos sesiones de vídeo para corregir determinados aspectos de los entrenamientos. Todo ello se complementa con dos horas de gimnasio y preparación del material.

En la semana que estoy en casa practico natación y handbike (bicicleta de tres ruedas que se propulsa, se dirige y se frena con los brazos), más todo el ejercicio físico que me indica mi entrenador.

Sin limitaciones

El esquí adaptado es una modalidad deportiva que contribuye a favorecer la inclusión social de las personas con discapacidad y diversidad funcional, aportando, además, una serie de beneficios y sensaciones positivas para aquellos que lo practican: mejora de la autoestima, aumento de la confianza, un mayor desarrollo de la autonomía y los reflejos, etc.

¿Cómo influye la práctica del esquí en tu capacidad para superar limitaciones físicas?

Las limitaciones físicas en el día a día están ahí, pero intento que me afecten lo menos posible. Soy una chica normal con una vida normal: amigos, colegio, deportes…Mientras practico esquí ni yo, ni las personas con las que comparto afición, pensamos en ellas; disfrutamos aquello que podemos hacer juntos, olvidándonos de las limitaciones. Nos ayudamos entre todos, porque todos en algún momento podemos necesitar el favor de los demás.

¿Se requiere alguna preparación especial para practicar esquí adaptado?

Supongo que, como en todos los deportes, los que quieran ‘retarse’ pueden probarlo y disfrutar del esquí adaptado. Lo cierto es que cuanto más en forma estás, más fácil es manejar el mono esquí. En este aspecto, la natación me resulta muy útil, así como los ejercicios físicos que me marca mi preparador.

¿Qué tipo de obstáculos encontráis a la hora de practicar este deporte? ¿Están las estaciones preparadas para facilitar el acceso y su disfrute?

El material deportivo adaptado es muy costoso y algunas estaciones de esquí son complicadas por no estar preparadas. Tengo la suerte de pertenecer al equipo de la Fundación También y entrenar habitualmente en Sierra Nevada, dos entidades que hacen que las cosas sean fáciles.

¿Cómo crees que contribuye el deporte a fomentar la inclusión y derribar barreras?

Con adaptaciones podemos practicar el mismo deporte todos juntos. Yo misma comparto días de esquí con todo tipo de gente, con mi familia, mis amigos. Unos practican snowboard, otros esquían, yo lo hago con mi mono esquí. Todos disfrutamos de la nieve, las pistas…

¿Es posible la integración social a través del deporte?

Personalmente, creo que sí: el deporte une a las personas que lo practican, sea cual sea su condición. Por lo tanto, es más fácil la integración cuando compartes una misma afición.

Es más, si bien las cosas van despacio, con el paso del tiempo avanzamos y vemos cómo el deporte para personas con capacidades diferentes está mejor considerado cada día.

¿Qué consejo/s darías a una persona que quiera iniciarse en esta modalidad? ¿Qué tendría que hacer una persona con discapacidad para practicar deporte? ¿Dónde debe acudir?

La recomendación, sin duda, que lo pruebe. ¡De verdad que engancha! Yo tuve mucha suerte al conocer a la gente de la Fundación También, así que les aconsejaría que contactaran con ellos para informarse, porque todo lo hacen fácil. Es más, siempre puedes tantear distintos deportes para encontrar el que más se adapta a tus gustos y condiciones: ciclismo, pádel, vela, piragua, esquí…

Para terminar, ¿qué mensaje lanzarías a la sociedad para que se concienciara de la necesidad de apoyar el deporte adaptado e inclusivo?

Practicar deporte es genial, es una necesidad para todos independientemente de que tengas que adaptarlo a tu condición personal; y TODOS podemos disfrutarlo y compartirlo juntos.

TAGS: DEPORTE DISCAPACIDAD JóVENES