En acción, la huella social de Bankia

La música, aliada en la lucha contra el fracaso escolar y el paro juvenil

  • Compartir

La OSB y Bankia Escolta Valencia son dos proyectos con los que Bankia intenta hacer de puente entre los estudios y el mundo laboral juvenil

Bankia en·accion Publicado el 21 de Junio de 2019

Frases como “el arte de la Música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos” (Oscar Wilde); “el genio se compone de 2% de talento y del 98% de perseverante aplicación” (Ludwig van Beethoven), o “la música nos toca emocionalmente en donde las palabras no pueden” (Johnny Depp) ejemplifican a la perfección el sentimiento de los miles de jóvenes que cada año buscan una oportunidad en una orquesta profesional.

La música es un privilegiado vehículo de la cultura que tiene un papel fundamental en el desarrollo y la cohesión social.

“En el marco de nuestras líneas de acción social prestamos especial atención a la mejora de la educación y la empleabilidad, sobre todo en el segmento más joven de la población, el que constituye nuestro futuro. Facilitar a las nuevas generaciones un tránsito sin obstáculos entre los estudios y el mundo laboral es absolutamente imprescindible”, señala el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

En su compromiso con la sociedad, y sobre todo con la educación y la empleabilidad de los más jóvenes, Bankia impulsa Bankia Escolta València y la Orquesta Sinfónica de Bankia (OSB), dos proyectos con los que pretende facilitar a las nuevas generaciones un tránsito sin obstáculos entre los estudios y el mundo laboral.

La Orquesta Sinfónica de Bankia

El proyecto de la Orquesta Sinfónica Bankia (OSB) nació en 2015 con el objetivo de acercar la música como lenguaje universal al conjunto de la sociedad, fomentando y difundiendo la cultura musical y promoviendo el desarrollo profesional de jóvenes artistas.

Está capitaneada por José Sanchís, músico que, entre otras, ha dirigido la Orquesta Sinfónica de Navarra, la Orquesta de Valencia, Orquesta de la Comunidad de Madrid o la Orquesta de Córdoba.

La agrupación profesional, que tiene entre sus objetivos el descubrimiento del talento musical, la formación continua y la inserción laboral, está conformada por 52 jóvenes músicos que han finalizado su carrera formativa sin haber recalado aún en una orquesta estable y que tienen entre 22 y 31 años.

“En el ADN de nuestra orquesta impulsamos elementos vitales que son signos de nuestra identidad tales como la ilusión, fuerza, energía, excelencia, espíritu de superación, capacidad de trabajo, ganas de hacer buena música y la autoexigencia para estar continuamente madurando y mejorando en nuestro proceso creativo”, señala Sanchís.

Durante el tiempo que los jóvenes forman parte de la OSB están contratados por la orquesta. Para muchos es su primera experiencia laboral y supone el salto a grandes orquestas nacionales como la Orquesta Nacional de España, la Orquesta Titular del Teatro Real, Orquesta del Palau de Les Arts, Orquesta de la Comunidad de Madrid u Orquesta Sinfónica de Castilla y León, entre otras. Su destino, en ocasiones, también es internacional, ya que algunos músicos de la OSB han recalado en La Filarmónica de Berlín, La Filarmónica de Múnich o La Mahler Chamber Orchestra.

La OSB ha sido una gran oportunidad para Iker Sánchez, Héctor Marqués o Garazi Echeandia, jóvenes músicos que formaron parte de la agrupación de la entidad y que hoy en día han recalado en orquestas como la Gustav Mahler Jugendorchester, la Joven Orquesta Nacional de España o la Sinfónica de Tenerife.

“Esta orquesta ha significado mucho para mí y es un proyecto que espero que siga adelante muchos años más, porque me parece necesario tanto para los músicos jóvenes de hoy en día como para el panorama cultural nacional”. Así explicaba el contrabajista Iker Sánchez su paso por la Orquesta Sinfónica de Bankia (OSB).

“Esta orquesta ha significado mucho para mí y es un proyecto que espero que siga adelante muchos años más, porque me parece necesario tanto para los músicos jóvenes de hoy en día como para el panorama cultural nacional”

Iker Sánchez

Un impulso a la carrera

La orquesta es un instrumento que trata de mantener una línea de apoyo a la juventud mediante la creación directa de empleo en un sector que, por sus especiales características, se ve especialmente afectado por la precariedad laboral.

La idea de la Orquesta Sinfónica de Bankia es poner el máximo esfuerzo en los procesos de identificación del talento y evitar en la medida de sus posibilidades la fuga del mismo. El acceso a la orquesta se realiza mediante pruebas anuales, y quienes las superan pasan a formar parte de la disciplina de la orquesta o de su bolsa de instrumentistas.

Más de 20.000 asistentes han sido testigo del talento de la OSB. Y es que el respaldo de Bankia a la formación musical permite desarrollar un proyecto artístico de primer orden, que aporta empleo digno, genera oportunidades de futuro, localiza y aprovecha el talento en beneficio de los músicos y lo disemina mediante su estructura de encuentros y giras.

Apoyo a la promoción musical valenciana

“Las bandas de música en la Comunidad Valenciana representan un fenómeno social y cultural de enorme envergadura. Un fenómeno que vertebra el territorio a través de una numerosa comunidad musical repartida sin distinción entre pueblos pequeños y ciudades, entre comarcas y provincias. Un fenómeno que los valencianos viven desde niños, porque la música se aprende desde la infancia y se comparte a lo largo de una vida”.

Esas palabras de la coordinadora de la Dirección General de Comunicación de Bankia en la Comunidad Valenciana, Isabel Rubio, resumen a la perfección el espíritu de Bankia Escolta València, un proyecto que Bankia desarrolla en la Comunidad Valenciana dirigido a la promoción y el apoyo de la música. Con este programa también se pretende luchar contra el fracaso escolar.

Esta línea de apoyo al fenómeno musical valenciano se inicia en 2014, centrada especialmente en el movimiento asociativo representado por la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana (FSMCV).

El compromiso de Bankia con la Comunidad Valenciana, como parte de sus raíces, se ha ido extendiendo con acciones como las becas para estudiantes de formación no reglada para fomentar el estudio de la música, el programa ‘Música a la Llum’ que pretende poner en valor el patrimonio cultural custodiado por los archivos de las sociedades musicales, o el concurso de orquestas de la Comunidad Valenciana.

Desde que se puso en marcha la primera edición de las becas en el curso académico 2014-2015, más de 4.400 alumnos de las escuelas de música se han beneficiado de estas ayudas.

Estas acciones se ven reforzadas con iniciativas como los Premios Bankia al talento musical de la Comunidad Valenciana, que reconocen el talento musical en la Comunidad. Su objetivo es apoyar el desarrollo de la sociedad valenciana a través del reconocimiento de las personas y entidades que están desarrollando proyectos de excelencia de referencia nacional e internacional en los diferentes ámbitos de la música.

La Casa de la Música

Si una construcción destaca por su belleza y riqueza cultural es la Alquería Julià. Este complejo del siglo XVII ubicado en el barrio de Nou Moles/Olivereta fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por la Generalitat Valenciana en 2007.

El inmueble, que es propiedad de Bankia, se encuentra actualmente en rehabilitación y será convertido en la Casa de la Música.

“Para Bankia, el gran valor histórico y cultural del edificio, la vinculación de la entidad a la ciudad y la decidida apuesta de impulsar una de las señas de identidad de la cultura y tradición valencianas, como es la música, justifican este proyecto”, explica Isabel Rubio.

La alquería, que ocupa una parcela de 1.986 m², con una construcción de 692 m² distribuidos en dos alturas y un torreón de 51 m², será la sede de la FSMCV y contará con espacios destinados al desarrollo de actividades culturales y de formación, investigación y archivo. Además, debajo del jardín se construirá un auditorio y una sala de ensayo subterráneos con una superficie de 200 m².

Compromiso musical

En este compromiso con la promoción musical, Bankia apoya espacios como el Teatro Bankia Príncipe Pío, el Festival de Jazz de San Javier (Murcia) y conciertos de Navidad con las fundaciones de origen, entre otros.

Y es que la música influye positivamente en el proceso educativo y favorece la integración social. Abre puertas al empleo como parte de las industrias creativas, enriquece el panorama cultural y conecta la tradición con el futuro. Para Bankia, la música representa, además, los valores propios de la entidad: profesionalidad, integridad, compromiso, cercanía y, especialmente, la orientación al logro.

 

TAGS: BANKIA ESCOLTA VALENCIA JóVENES MúSICA OSB