En acción, la huella social de Bankia

El objetivo de Boyan Slat: limpiar todo el plástico del océano

Publicado el 24 de Septiembre de 2018 por Bankia.

Se estima que ocho millones de toneladas de plástico se vierten al mar cada año

Cuando a los 16 años Boyan Slat estaba buceando en el Mar Mediterráneo y vio más plásticos que peces, se planteó un reto: limpiar todo el plástico de los océanos.

Siete años después de soñar con esta idea, el empresario holandés, fundador de The Ocean Cleanup,  ha puesto en marcha el primer dispositivo de limpieza con el fin de acabar con el mayor basurero del mundo localizado en el Océano Pacífico entre California y Hawai. Si el sistema funciona, este espacio será el primero de muchos otros por limpiar.

A través de una barrera de plástico de 600 metros de largo y casi tres metros de profundidad colocada en el Great Pacific Garbage Patch, una isla de basura tres veces más grande que Francia, el equipo de ingenieros quiere atrapar un total de 1,8 billones de piezas de plástico.

Retirada de los plásticos para el reciclaje

El funcionamiento del avanzado sistema parece sencillo: la barrera flotante en forma de U se moverá gracias a la fuerza de las olas, el viento y las corrientes. Así, irá arrastrando los plásticos que periódicamente serán retirados por unos buques que procederán a su reciclaje en tierra firme.

Unas cámaras, varios sensores y unas antenas satelitales serán los dispositivos encargados de registrar el movimiento y localización de la barrera flotante que está creada para resistir a las fuertes embestidas del mar.

Son numerosas las voces que plantean incógnitas en cuanto a la eficacia del sistema. Incluso el propio fundador señala que hacer frente al problema del plástico en los océanos no es sencillo.

“Soy el primero en reconocer que esto nunca ha sucedido antes y que es importante recoger el plástico en la tierra y cerrar los grifos de plástico que ingresa en el océano, pero también creo que la humanidad puede hacer más de una cosa a la vez para abordar este problema”, señalaba Slat públicamente.

Se estima que ocho millones de toneladas de plástico se vierten al mar cada año y que, debido a las corrientes oceánicas, se acumulan en determinadas zonas.

Donaciones para su puesta en marcha

Desde la concepción de la idea, The Ocean Cleanup ha recurrido al crowdfunding para su puesta en marcha. Son miles las personas y empresas que han colaborado con el proyecto, que ha conseguido recaudar más de 35 millones de dólares en donaciones y que ha contado, entre otros, con el apoyo económico del director ejecutivo de Salesforce.com, Marc Benioff, y el cofundador de PayPal, Peter Thiel.

La colaboración con el proyecto se puede realizar a través de su página web en euros, dólares, en tres tipos de criptomonedas y en millas acumuladas de pasajeros frecuentes de Flying Blue, KLM y Air France.

 

Medidas comunitarias

Quizá el problema más importante en relación con el plástico es que éste no se biodegrada ni es consumido por microorganismos ni hongos que lo transformen en elementos químicos naturales. Aunque el plástico termina rompiéndose en micropartículas, no cambia su composición química y, aunque imperceptible por el ojo humano, no significa que desaparezca.

Conscientes de esta realidad, cada vez hay más movimientos en favor de la conservación del medioambiente que apuestan por alternativas como reducir el consumo de plásticos o eliminarlo de la cesta de la compra en productos como las frutas y verduras.

De hecho, la Comisión Europea trabaja en una estrategia conjunta para invertir el impacto que el uso de plásticos está teniendo en el medioambiente y en la salud y se trabaja con una meta concreta: que en el 2030 todos los envases de plástico del mercado comunitario sean reciclables.

—————–

TEMAS RELACIONADOS

Basuraleza, cuando la basura forma parte de la naturaleza

¿Quieres compensar tu huella de carbono?

Minimalismo residual o cómo vivir sin plásticos

Recibe nuestro boletín:


TAGS: MEDIOAMBIENTE, SOSTENIBILIDAD