En acción, la huella social de Bankia

Cadena de favores: así terminaron los trajes de las series ‘Chernobyl’ y 'La Casa de Papel' protegiendo a sanitarios españoles

  • Compartir

Peris Costumes dona material de prevención para combatir la COVID-19.

Bankia en·accion Publicado el 22 de Abril de 2020

¿Qué tienen en común una enfermera que atiende a personas afectadas por el coronavirus y un empresario que dirige una firma de vestuario para producciones de cine y televisión? ¿Cómo han terminado los trajes utilizados en las series de televisión ‘Chernobyl’ y ‘La Casa de Papel’ protegiendo a sanitarios españoles?

La historia de Noelia y Javier podría haber empezado en cualquier otro instante bajo cualquier otra circunstancia, pero comenzó en tiempos de la COVID-19 y en un momento de especial necesidad. La rápida expansión de la enfermedad en España provocó que los sanitarios que hacían frente a la pandemia no dispusieran de los materiales de protección suficientes para desempeñar su trabajo en las mejores condiciones posibles.

Algo que Noelia, enfermera de profesión, conoce muy bien.

Esa falta de equipamiento le empujó a buscar recursos por su cuenta con los que ayudar a proteger la vida de sus compañeros. Y esto le llevó a llamar a la puerta de Bankia.

Desde hace unos años, esta profesional sanitaria extremeña colabora con ‘La nube solidaria’, un proyecto para la investigación de la esclerosis múltiple, confeccionando pulseras y bisutería artesanal con la que recauda fondos para apoyar esta labor. “Gracias a esta iniciativa conocí la acción social de Bankia. Y sin pensarlo ni un minuto les pedí ayuda, convencida de que conocerían a alguien que me pudiera echar una mano para conseguir material con el que prevenir contagios”, asegura.

Rápidamente, los profesionales de la entidad se movilizaron para buscar, dentro de la red comercial, esos contactos que pudieran ayudar a Noelia a conseguir el ansiado equipamiento y dieron con el nombre de Francisco Javier Toledo, presidente de Peris Costumes, una empresa especializada en la fabricación y alquiler de vestuario y complementos para cine, teatro, televisión y publicidad.

“Cada gesto suma”

“Se hizo la magia, un rayo de luz en medio de la oscuridad. Lo que parecía difícil y complicado, lo hicieron fácil, rápido y posible”, explica Noelia. “Cada gesto suma, cosas que parecen insignificantes, ahora tienen un tremendo valor. Es increíble ver cómo gente a la que no conoces de nada se vuelca con los demás, te lo dan todo y no piden nada a cambio”, añade.

Tras conocer las necesidades de Noelia, Javier le ofreció ropa impermeable y geles hidroalcohólicos. Y eso fue solo el comienzo.

Con la actividad empresarial prácticamente en estado de hibernación, Peris Costumes ha pasado al contraataque en este nuevo escenario de ‘economía de guerra’. La multinacional ha dado un giro, cediendo parte de su inventario y poniendo a trabajar su batallón de máquinas de coser para tejer mascarillas, gorros, batas y todo tipo de utillaje de protección.

Peris Costumes
Mascarillas Peris Costumes

“Conocimos el caso de Noelia y las peticiones de otras organizaciones que necesitaban ayuda, residencias de ancianos, asociaciones asistenciales… No dudamos ni un segundo. Nos lanzamos a colaborar, donando material de nuestro stock y fabricándolo, produciendo una media de 500 mascarillas y 200 batas diarias”, prosigue. “Tenemos el conocimiento y los recursos necesarios para hacerlo. Y lo más importante: las ganas de dar lo mejor de nosotros mismos para que todo sea más ágil y sencillo”, subraya.

“El granito de arena que aporta el cine a la sociedad”

“Ahora mismo, solo importa ayudar. Y hay muchas formas de hacerlo. Todos podemos contribuir a aliviar la herida abierta por el coronavirus”, asegura Javier. “Cuando a principios de marzo se suspendieron numerosas producciones, teníamos dos opciones: quedarnos parados o dar un paso al frente y confeccionar material para donar. Y esa fue la decisión que tomamos”, apunta.

Sus trajes de seguridad utilizados por los liquidadores radiactivos en la serie ‘Chernobyl’ o los monos empleados en ‘La Casa de Papel’, entre otras prendas, han dado el salto desde la pequeña pantalla para combatir la COVID-19 en primera línea. Parte de la magia del cine.

Javier no piensa en parar. “Hasta que no se reanuden las producciones audiovisuales continuaremos con la fabricación de este material. Creemos, además, que esta acción solidaria es un granito de arena que aporta la industria del cine a la sociedad”.

Mientras, Noelia sigue acudiendo cada día al hospital para vencer “al enemigo invisible”, y lo hace más protegida gracias a pequeños gestos de solidaridad como el de Javier y Peris Costumes.

TAGS: CORONAVIRUS SOLIDARIDAD