En acción, la huella social de Bankia

Cómo encontrar trabajo cuando has cumplido más de 45 años

  • Compartir

Cruz Roja y Bankia trabajan desde hace seis años en programas de recualificación de personas con este perfil

Bankia en·accion Publicado el 11 de Noviembre de 2019

Cuatro de cada diez desempleados españoles tienen más de 45 años, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2019, lo que equivale a 1,2 millones de parados. Esta misma proporción, antes del inicio de la crisis de 2008, era de dos de cada diez. La mitad.

Cuando una persona desempleada mayor de 45 años se enfrenta de nuevo a la búsqueda de trabajo puede que no sea capaz de encontrarlo porque sus competencias no están actualizadas, porque no localiza ofertas en lo que ha sido su profesión o bien, por su edad, le rechazan.

“La sociedad entiende que una vez que has cumplido los 45 años eres más lento, tienes más reivindicaciones y presentas más problemas para conciliar vida personal y laboral. Puedes ser un gran profesional, pero muchas veces, por la edad, es más difícil que te den oportunidades para incorporarte al mercado de trabajo”, señala Carmen Díaz-Pache, coordinadora de Proyectos de Cruz Roja.

Reincorporarse al mercado laboral

En su día a día, Cruz Roja trabaja con personas que por su edad tienen más dificultades para acceder al mercado laboral. “Nos encontramos con personas con un estado emocional bajo porque piensan que la sociedad y, en concreto el mercado de trabajo, les han hecho creer que ya no valen, así que lo primero que trabajamos es la motivación. El primer paso siempre es recomponerse”, apunta Díaz-Pache.

Mejorando el estado de ánimo, el aspirante descubre que tiene talentos y capacidades y se convierte en alguien que está preparado para volver a formar parte del mercado laboral. Pero antes de ponerse manos a la obra tiene que cualificarse o ‘recualificarse’, ya que es necesario formarse permanentemente e intentar contar con aquellas competencias que pide el mercado, sobre todo en lo que a nuevas tecnologías se refiere.

Es importante que la persona que está buscando empleo se marque metas y decida dónde querría estar el día de mañana. “Hay que pensar dónde nos gustaría estar y hacer lo posible para llegar. Al establecer un objetivo, marcamos nuestro camino”, explica la coordinadora de Proyectos de Cruz Roja.

Formación en el uso de las tecnologías

La irrupción de las nuevas tecnologías ha provocado que la búsqueda de empleo haya cambiado. Hoy en día, mandar un currículum es importante, pero esta acción ha de complementarse con el uso de las plataformas digitales que muchas empresas utilizan para encontrar el talento.

En este sentido, Díaz-Pache insiste en que trabajar la marca personal puede abrir algunas puertas, puesto que muchas veces son las propias compañías las que contactan con el solicitante de empleo a través de plataformas como LinkedIn.

El aspirante debe plantearse qué es lo que puede ofrecer como trabajador, detectar qué es lo que le hace diferente y poner esas cualidades en valor. Otra cuestión importante es hacer networking, pues las redes de contactos pueden ayudar a que solicitante y demandante de empleo se conozcan.

“Cruz Roja brinda la oportunidad de conocer a personas que comparten la misma situación que el aspirante a tener un empleo. Esto anima y empodera porque se vive lo mismo. No hay que sentirse solo ni encerrarse en casa”, aconseja Díaz-Pache.

Propuestas para un mercado laboral más justo

Para conseguir que el desempleo en el segmento de mayores de 45 años mejore también es necesario empezar a trabajar la diversidad dentro de la compañía, con la idea de que empleados junior y senior puedan convivir. “Hay que apostar por el talento y la gente que tiene más de 45 años sabe que tiene mucho que aportar, pero hay que contárselo a la empresa”, manifiesta la coordinadora de Cruz Roja.

Por este motivo, la organización sin ánimo de lucro ha lanzado el ‘Manifiesto Desafío +45’ en el que se recogen diez propuestas “para un mercado laboral más justo y sin discriminación por razones de edad”.

Este decálogo apuesta por impulsar campañas institucionales para terminar con los estereotipos que limitan las posibilidades de las personas mayores de 45 y propone extender el sistema de bonificaciones para empresas y fomentar así la contratación de este colectivo.

También recoge la posibilidad de desarrollar una oferta amplia de formación continua gratuita, online y presencial, sin trabas burocráticas; promover certificados de homologación de la experiencia que superen y mejoren a los títulos oficiales actuales y flexibilizar los horarios laborales para facilitar la atención de las responsabilidades familiares.

El ‘Manifiesto Desafío +45’ contempla el apoyo al emprendedor a través de revisión de impuestos a pymes y autónomos, asesoramiento gratuito y créditos a fondo perdido, además de ejercer un mayor control de los contratos laborales por parte del Gobierno para vigilar y evitar la precariedad. En él se considera importante fomentar la Responsabilidad Social Empresarial para promover la no discriminación y la igualdad de oportunidades para dicho segmento.

Los dos últimos puntos del decálogo están centrados en el trabajador, al que anima a ser corresponsable con su formación y trabajar para desarrollar las competencias necesarias para ser empleable. Asimismo, le insta a ser más proactivo, dinámico, comprometido con su aprendizaje y con la concienciación necesaria en la sociedad.

Consejos para encontrar empleo

Con la experiencia ganada, Díaz-Pache ofrece una serie de recomendaciones para aquellas personas mayores de 45 años que aspiren a encontrar un trabajo:

  • No hay que echarle la culpa al mercado laboral, hay que moverse y activarse, lo que implica hacer una introspección y descubrir nuestras competencias.
  • Hay que aprender a usar las herramientas de búsqueda de empleo actuales, muchas de ellas relacionadas con las nuevas tecnologías.
  • No hay que perder la vista la capacidad de formarse.
  • No descartar la posibilidad de emprender.

Bankia, en su compromiso con el fomento del empleo, y Cruz Roja llevan a cabo desde 2014 programas de empleo en los que han participado un total de 11.475 personas, de las que 5.195 han conseguido un trabajo, lo que supone una tasa de inserción del 45%.

La entidad financiera ha respaldado en los últimos seis años con un total de 3,8 millones de euros los programas ‘Apoyo al empleo +45’, ‘Recualificación de personas afectadas por la crisis’ e ‘Iniciativas para la mejora de la empleabilidad para mujeres víctimas de violencia de género’.

TAGS: EMPLEO FORMACIóN RSC