En acción, la huella social de Bankia

Cómo proteger la salud mental de los niños durante la cuarentena

  • Compartir

Aldeas Infantiles SOS redobla esfuerzos para preservar el bienestar de los menores y las familias en tiempos de coronavirus.

Bankia en·accion Publicado el 17 de Abril de 2020

Niños, jóvenes y adolescentes nos están ofreciendo una de las mejores lecciones en esta crisis. Sin embargo, son más vulnerables al confinamiento que los adultos. Necesitan atención y ayuda.

Un confinamiento prolongado puede tener múltiples efectos en la salud mental de los más pequeños y sus familias. En el caso de niños que han pasado por cuarentenas, “estos han mostrado niveles de estrés postraumático hasta cuatro veces superiores a la media de aquellos que no lo han vivido”, apunta Pedro Puig, presidente de Aldeas Infantiles SOS.

Con el fin de reducir este impacto al máximo, la ONG de atención a la infancia ha publicado una guía con consejos prácticos para ayudar a las familias a lidiar con su estrés y el de los menores, una herramienta “para que los niños vivan esta situación en un ambiente familiar positivo y con la mayor normalidad posible”.

Entre otras actuaciones, la organización sin ánimo de lucro recomienda:

  • Involucrarles en esta situación, hacerles partícipes, “contándoles lo que está sucediendo, proporcionándoles información clara y adaptada a su edad del momento tan inusual que estamos viviendo”.

 

  • Los niños deben permanecer “cerca de sus padres y familiares siempre que sea posible”, en un entorno “más sensible y afectuoso que de costumbre”, tratando de “mantener rutinas y horarios regulares”.

 

  • Reforzar la comunicación no presencial con los jóvenes y sus familias biológicas, iniciativa para “ayudarles a encontrar formas positivas de expresar sentimientos que les inquieten”, combatir miedos y rebajar la sensación de ansiedad y aislamiento.

Dentro de este protocolo psicoeducativo se está incentivando el contacto telefónico y con videollamadas para garantizar su bienestar en el hogar. De este modo, pueden compartir sus inquietudes con los profesionales de Aldeas Infantiles SOS. Este canal sirve también para profundizar en el seguimiento de las tareas escolares, el refuerzo de pautas educativas y la propuesta de actividades en grupo.

“Es fundamental que los niños y niñas a los que acompañamos vivan esta crisis con la misma seguridad y con la misma calma que lo harían nuestros hijos. Que logren salir adelante y tener una vida plena y feliz”, afirma Puig.

Una lectura en positivo de la crisis

El Covid-19 ha puesto nuestro mundo patas arriba. En este escenario incierto y desconocido, la adversidad también nos hace más fuertes, nos ayuda a adaptarnos, a sobreponernos, a ver la parte positiva. Y eso es lo que están haciendo, precisamente, miles de menores y familias en situación de riesgo y vulnerabilidad, que afrontan este momento con gran madurez y fortaleza.

Esta es una de las lecturas de la crisis que hace la ONG. La entidad, que atiende a 8.500 niños y familias en toda España, confía en que, “a pesar de la situación crítica que nos toca vivir, sacaremos cosas positivas de este confinamiento, como el orgullo de encontrar formas de afrontarlo y generar actitudes de resiliencia”, un espacio en el que niños y adolescentes tienen mucho que decir.

“Estamos recibiendo auténticas lecciones de entereza, coraje y ganas de salir adelante de parte de todas aquellas personas que ayudamos”, remarca Puig. “Ver la sonrisa de los niños, la fuerza de las familias para afrontar esta situación y los mensajes de ánimo que recibimos, hacen que nos sintamos cada día más comprometidos para apoyarles”.

Niños lavándose las manos

Sin dejar a nadie atrás

Sin embargo, prosigue el responsable, “no podemos obviar en este contexto que existen muchísimas familias que no disponen de recursos para subsistir”. “Además de sentirse queridos y apoyados, es necesario que tengan la atención que se merecen para paliar esas carencias básicas de alimentación, higiene, salud y educación, evitando que se acrecienten los problemas que ya existían antes de la crisis”, enfatiza el presidente.

 “Ahora más que nunca, su bienestar es nuestra prioridad. Trabajamos para asegurar la protección de estos niños, jóvenes y familias, para que no sufran las consecuencias de esta pandemia más que el resto de la población”, asegura. “Queremos transmitirles un mensaje de calma y confianza: pase lo que pase, estaremos ahí para ayudarles”.

“Hasta que la situación no se normalice y las ayudas oficiales no se extiendan y materialicen, tenemos que actuar. Y tenemos que hacerlo ya. Ahora más que nunca, no podemos dejar a nadie de lado”, concluye Puig.

A través de su Acción Social, Bankia apoya a entidades como Aldeas Infantiles SOS, una organización internacional de ayuda a la infancia. Si quieres conocer más detalles sobre las medidas y actuaciones que están adoptando para hacer frente a la crisis del COVID-19 puedes consultar su página www.aldeasinfantiles.es y seguir sus redes sociales:

TAGS: ACCIóN SOCIAL CORONAVIRUS INFANCIA ONG