En acción, la huella social de Bankia

Cuidarte para cuidar: diez sugerencias en la atención a menores con cardiopatías

  • Compartir

Menudos Corazones ha sido una de las entidades beneficiarias de la convocatoria de ayudas de Bankia y Fundación Montemadrid

Bankia en·accion Publicado el 11 de Septiembre de 2019

“Cuando estamos inmersos en el cuidado de nuestros hijos con cardiopatías, descuidamos el nuestro”. Estas palabras son de Eduardo Quesada, el padre de Nicolás, de 9 años, pero podría pronunciarlas cualquier persona que conviva con una patología crónica. “Para quienes pasamos por esta situación tan difícil de gestionar, es de gran ayuda que nos recuerden que nuestras necesidades también deben ser atendidas”, asegura.

Eduardo Quesada es uno de los padres que ha logrado apoyo para la situación de su hijo en la Fundación Menudos Corazones. La entidad acompaña a menores y jóvenes con cardiopatías congénitas (anomalías estructurales y de funcionamiento del corazón que se producen en el periodo embrionario) de toda España, así como a sus familias, en hospitales, en su vida cotidiana y en los centros de apoyo de la organización.

La cardiopatía es la patología congénita de mayor incidencia en España. Cada día, nacen 10 bebés con cardiopatías congénitas, lo que supone 4.000 niños y niñas con un problema de corazón al año. Las cardiopatías más graves requieren sucesivas intervenciones acompañadas de largas hospitalizaciones, así como revisiones periódicas que pueden prolongarse hasta que la persona afectada es adulta.

Una carrera de fondo

La Fundación ha sido una de las beneficiarias de la convocatoria de ayudas de Bankia y Fundación Montemadrid. El proyecto reconocido es la edición del folleto ‘Cuidarte para cuidar. Diez sugerencias que te ayudarán a conseguirlo’.

“Como enfermedad crónica, las cardiopatías congénitas son una carrera de fondo. De ahí la importancia de que madres y padres presten atención a su bienestar, tanto en los periodos de hospitalización como en los retos que esta problemática plantea en el día a día”, explica Amaya Sáez, directora de la Fundación.

“Con este folleto, invitamos a quienes cuidan a vigilar su salud física y emocional, pues ello redundará en beneficio de sus hijos e hijas”, aclara.

El folleto ‘Cuidarte para cuidar. Diez sugerencias que te ayudarán a conseguirlo’ recoge una serie de consejos prácticos para que los padres y cuidadores de niños con patologías coronarias apliquen a la hora de velar por su salud física y emocional.

Entre otras indicaciones, descansar, disponer de algo de tiempo libre, comer de un modo equilibrado o compartir los sentimientos de tristeza o frustración.

Aprender a cuidarse

El recurso recoge, a modo de decálogo, una serie de 10 propuestas concretas y adaptables a la realidad de las personas cuidadoras. “Dedicarse algo de tiempo libre, descansar, comer de una manera equilibrada, pedir ayuda o compartir los sentimientos de tristeza o frustración pueden parecer acciones de sentido común, pero es frecuente que madres y padres las olviden cuando las cardiopatías o cualquier otra enfermedad ocupan el centro de su vida”, comenta Amaya Sáez.

Eduardo Quesada tiene grabado el día que descubrió la importancia de cuidarse. Nicolás y él se encontraban en uno de los alojamientos cedidos por Menudos Corazones para familias desplazadas a Madrid por la operación de sus hijas e hijos.

“Llevábamos allí varios meses, esperando la llegada de un corazón”, recuerda. “Una mañana, al levantarme de la cama, me dio un tirón en la espalda que me dejó totalmente inmóvil. Muy agobiado, con mi pequeño hijo a mi lado, llamé a su madre, que tuvo que viajar 150 kilómetros para ayudarme. Fue una experiencia traumática que me hizo abrir los ojos y ver que mi salud es muy importante para poder cuidar de mi hijo”.

En la Fundación Menudos Corazones dedican todo su esfuerzo, experiencia, conocimiento e ilusión a mejorar sus vidas y las de sus familias desde el momento en que reciben el diagnóstico de esta patología crónica. Y lo hacen, ofreciéndoles compartir su día a día, acompañándolos y a ayudándoles tanto en su vida cotidiana como durante sus ingresos en centros hospitalarios.

TAGS: INFANCIA SOLIDARIDAD VOLUNTARIADO