En acción, la huella social de Bankia

‘De vecino a vecino’, una iniciativa para cuidar a los que tenemos más cerca

  • Compartir

Cáritas Madrid lanza una campaña de proximidad que promueve la colaboración vecinal para atender a las personas que más lo necesitan ante la crisis sanitaria.

Bankia en·accion Publicado el 18 de Marzo de 2020

Los momentos más difíciles sacan también a relucir nuestra faceta más humana. Pequeños gestos sencillos y las ganas de ayudar a los demás representan la cara más amable de una crisis, la del coronavirus, que también contagia apoyo y solidaridad.

El repunte de contagios y las limitaciones cotidianas para parte de la población están detrás del lanzamiento de ‘La caridad no cierra. Quiero ser tu vecino de apoyo’, una campaña de Cáritas Diocesana de Madrid.

A través de “esta campaña de ‘projimidad’, de la solidaridad de la proximidad”, como así la define la organización, la entidad promueve la colaboración vecinal para “atender y proteger a las personas más vulnerables, aquellas que viven solas, que son mayores o que padecen alguna enfermedad crónica”, afirma María Blanc, técnico de comunicación de Cáritas Madrid.

Ganas de ayudar

Ahora, cuando se impone un confinamiento forzoso, el sustento entre vecinos se ha convertido en un aspecto esencial para sobrellevar el aislamiento.

“La campaña está dirigida a todas las personas que sientan la necesidad y el impulso de colaborar con sus vecinos más vulnerables en estos momentos de crisis”, señala Blanc. “Con esta iniciativa –prosigue-, la solidaridad adquiere un mayor valor en un contexto tan difícil como este, marcado por circunstancias tan excepcionales y en el que muchos ancianos y enfermos no pueden acceder con normalidad a alimentos y medicamentos”.

El funcionamiento de esta cadena de favores, viral gracias a la labor de parroquias, grupos de WhatsApp y redes sociales, es sencillo: tan solo basta con tener un buen propósito, ganas de ayudar y colocar un cartel, diseñado por Cáritas y descargable desde su página web, en un lugar visible de la comunidad con los datos de la persona, el vecino o vecina de referencia que ofrece su colaboración.

Dentro del rectángulo rojo que figura en la parte superior, estas personas pueden dejar sus datos personales y de contacto. Una vez fijado en portales, ascensores y zonas comunes de los edificios, llega el momento de comprobar si alguien necesita ayuda. Y, por supuesto, pasar a la acción.

De este modo, un gran número de personas podrá satisfacer sus necesidades más básicas gracias a gente que, de un modo altruista y desinteresado, brinda su apoyo. “Vecinos que ayudan a vecinos”, señala Cáritas.

Qué puedo hacer por mis vecinos

A partir de actos espontáneos, la ayuda a prestar dentro de estas microrredes vecinales puede ser múltiple y variada. “Ahora mismo, lo más urgente es que las personas que por diversas circunstancias no pueden –ni deben- salir de casa cuenten con los artículos de primera necesidad que precisen, alimentos, fármacos y medicinas”, subraya Blanc.

Entre otras acciones, se puede ayudar a los compañeros de edificio yendo a la compra por ellos, acudiendo a las farmacias en su lugar, paseando a sus mascotas o, simplemente, haciéndoles compañía en la distancia. De este modo también se contribuye a minimizar la sensación de soledad, teniendo siempre presentes las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Si quieres conocer más detalles sobre la iniciativa de Cáritas Madrid puedes consultar su campaña en la página web Caritasmadrid.org y en sus redes sociales:

TAGS: ACCIóN SOCIAL CORONAVIRUS SOLIDARIDAD VOLUNTARIADO