En acción, la huella social de Bankia

El deporte adaptado, el gran aliado para los menores con discapacidad

  • Compartir

Fundación También ofrece campamentos urbanos inclusivos para menores desde los 6 años

Bankia en·accion Publicado el 29 de Junio de 2020

Conocer gente maja, divertirse, los ‘profes’, las risas, el esfuerzo y el positivismo son las razones que destacan los participantes de los campamentos inclusivos de la Fundación También. Estos motivos, que podrían llevar a cualquier niño a querer participar en un campamento, son los que comentan Miguel Ángel Navarro (16 años), Mateo Marks (16 años) y Alberto Romojaro (9 años).

Los tres tienen mucho en común y es que, a pesar de su corta edad, han tenido que superar muchas dificultades y han encontrado en el deporte un gran aliado para fortalecer su cuerpo, integrarse y superarse. Esquí, vela, pádel, piragüismo, buceo, senderismo, ciclismo… Nada se les resiste.

Lo que más me gusta de este tipo de actividades deportivas es estar con los amigos y aprender nuevas actividades

Mateo Marks

“Nuestra apuesta es utilizar el deporte adaptado y la educación en valores como herramientas de inclusión social. La práctica del deporte genera grandes beneficios para las personas y los niños con discapacidad”, señala Teresa Silva, fundadora de la entidad.  “Los más pequeños necesitan evitar una vida sedentaria, fomentar nuevas amistades y sociabilizar ya que formar parte de un equipo, les ayuda a competir y jugar en grupo. El deporte proporciona a los niños nuevas motivaciones y retos diarios”, matiza la responsable.

Campamentos urbanos

Los Campamentos Inclusivos de la Fundación También, entidad que cuenta con el respaldo de Bankia, son una oportunidad única para niños y jóvenes con altas discapacidades de disfrutar del ocio y deporte. Este año, debido a la situación sanitaria como consecuencia de la COVID-19, se llevarán a cabo medidas extra de prevención, pero no por ello se dejarán de celebrar los campamentos urbanos.

Dirigido a menores desde los 6 años con todo tipo de discapacidad física, así como a sus hermanos, familiares y amigos, el campamento es una propuesta de ocio en la ciudad con un horario que responde a las necesidades de conciliación de las familias que pasan el mes de julio en Madrid. El plan de actividades incluye jornadas de piscina, talleres creativos, y diversas actividades deportivas adaptadas como frontenis, baloncesto, tiro con arco o tenis de mesa.

Los padres de Alberto señalan los beneficios de este tipo de actividades que, para su hijo, un “niño tímido y cariñoso” con una limitación motórica del 45% y retraso cognitivo leve, tienen: “Para él es muy importante hacer lo que los demás hacen y nunca se rinde, aunque vea que no consigue realizarlo bien. Se siente feliz cuando cuentan con él. Su autoestima mejora. Aparte del beneficio del deporte para su discapacidad”, explican.

Asimismo, las actividades de Fundación También han ayudado a Mateo a socializarse con otras personas, a tener que adaptarse a nuevas circunstancias como han sido viajar y convivir con otras personas que no conoce, a tener que esforzarse para mejorar en un deporte. “Todo esto ha supuesto una forma de realización personal para nuestro hijo que descubre que hay varias facetas, y no solo la académica, para desarrollarse”, aclaran los padres de Mateo quien recomienda participar en los campamentos “porque haces nuevos deportes, conoces amigos y te lo pasas genial”.

Por su parte, Miguel Ángel, usuario de silla de ruedas, ha mejorado mucho, incluso más de lo que los pronósticos auguraban, gracias al deporte. Le encanta montar en bicicleta adaptada, esquiar, hacer el descenso del Sella en piragua, realizar el Camino de Santiago, jugar a los bolos en las fiestas de la Fundación con sus hermanos que no tienen discapacidad y un largo etcétera.

El deporte que más me gusta es el esquí. Me encanta ir muy rápido, sentir la velocidad en mi cara, aunque haga mucho frío y disfrutar de los paisajes

Miguel Ángel Navarro

Apoyo a las familias

Las familias son parte fundamental de la Fundación También. La comunicación con ellas es permanente, e incluso, en muchas ocasiones son el nexo directo con los beneficiarios. “Las familias son clave a la hora de lograr una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante la vida para todos”, explica Teresa Silva.

Las actividades puestas en marcha por la Fundación tienen el objetivo de beneficiar a los participantes, pero también suponen un respiro y apoyo a las familias que intercambian miedos, preocupaciones y alegrías. “Queremos conseguir que su convivencia con la discapacidad sea cada vez más inclusiva y feliz siempre con el deporte como motor”, destaca la responsable.

TAGS: DEPORTE DISCAPACIDAD