En acción, la huella social de Bankia

Desalación, economía azul y estabilidad social

Publicado el 16 de Octubre de 2018 por Bankia.

La ‘economía azul’, aquella que pone en valor la importancia de los océanos y los mares en la economía, representa 5,4 millones de puestos de trabajo en Europa y genera un valor añadido bruto de casi 500.000 millones de euros al año, según datos de la Comisión Europea.

Los mares y los océanos tienen cada vez un papel más protagonista en la economía europea y, por ello, apostar por proyectos de I+D+i es fundamental. España ocupa el segundo lugar, tras Reino Unido, como una de las economías azules más grandes de Europa, ranking que lideran junto a Italia, Francia y Grecia.

Baltasar Peñate Suárez, coordinador del Proyecto DESAL+ y jefe del Departamento de Agua del Instituto Tecnológico de Canarias, pone de relieve la contribución que la desalación de las aguas tiene en la economía azul y cómo ésta contribuye a la generación de estabilidad y riqueza social.

No tengo dudas de que la desalación de aguas en Canarias es la actividad asociada a la ‘economía azul’ que más directamente está unida a la estabilidad social y económica de nuestro territorio. Un alto porcentaje del PIB de esta región depende de la disponibilidad de agua desalada para cubrir al año a casi 2 millones de habitantes, a más de 12 millones de turistas, a multitud de hectáreas agrícolas y a casi todo el parque industrial y empresarial existente.

Contamos con un parque de plantas desaladoras en operación que supera las 350 unidades; es la mayor densidad de desaladoras en explotación del mundo con más de 600.000 m3/día instalados. En las Islas Canarias principalmente, seguido de otros archipiélagos cercanos como Cabo Verde, se localiza la mayor capacidad instalada de la Macaronesia, siendo testimonial aún en Mauritania, Senegal y Madeira.

Se cuenta con una destacada infraestructura, única en el mundo por su variedad y dimensión, y con un importante grupo de investigadores, técnicos, operadores y explotadores de planta con alta cualificación y conocimiento en este sector. En Canarias se han probado y mejorado todas las tecnologías de desalación inventadas.

Pioneros en desalación

Aunque si destacamos en el ámbito de la ingeniería y explotación de plantas, no se ha sabido explotar adecuadamente, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, el potencial investigador y generador de conceptos innovadores. Podemos ser más que pioneros y laboratorio mundial en desalación. La I+D local ha sido mucha, pero baja en términos de productividad, con pocos desarrollos reconocidos a escala internacional. Salvo excepciones, esta condición de pioneros no nos ha permitido posicionarnos claramente en el panorama internacional de la investigación en desalación.

Se está trabajando actualmente para dar un salto de calidad y convertir a este entorno geográfico del Atlántico en una Plataforma cohesionada entre investigadores y empresas que den respuesta a las carencias y las necesidades tecnológicas del sector.

Es preciso apostar por la I+D+i en desalación, conocer en detalle el nexo agua-energía y destinar recursos de forma coordinada para desarrollar soluciones y proyectos demostrativos e innovadores relativos a las tecnologías de desalación de aguas y el uso aplicado de energías renovables, acorde a las prioridades de la especialización inteligente de Canarias (RIS3) y Crecimiento Azul de la Unión Europea.

Supone un reto importante contar en Canarias y su periferia atlántica, con una plataforma conjunta de I+D+i en desalación de referencia internacional. Con este propósito surge, y actualmente trabajamos, en un proyecto muy ambicioso que hemos llamado DESAL+.

Este proyecto, cofinanciado por el Programa Interreg MAC 2014-2020 y liderado por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), avanza hacia un concepto de marca abierta al mundo de I+D+i en desalación al que le hemos denominado DESAL+ LIVING LAB; un espacio abierto a la investigación, fuertemente interconectado entre los actores público-privados clave y con infraestructura para la investigación e investigadores altamente cualificados.

Todo ello nos está permitiendo ampliar el conocimiento existente, generar localmente nuevos productos y patentes, aportar soluciones adaptadas a territorios insulares o descentralizados y plantear estrategias para el aprovechamiento del potencial en energías renovables existente (viento, sol, olas) asociado a la desalación.

DESAL+ además quiere incrementar la capacitación de los investigadores y técnicos del futuro y la participación conjunta en proyectos europeos, así como de cooperación internacional.

Estamos convencidos de que estamos en la trayectoria adecuada para aprovechar las oportunidades existentes y seguir contribuyendo a la mejora de las instalaciones y la búsqueda de la máxima eficiencia en el proceso.

Recibe nuestro boletín:


TAGS: MEDIOAMBIENTE, SOSTENIBILIDAD