En acción, la huella social de Bankia

Empleabilidad a través de talleres de esencias

  • Compartir

La asociación APCOM lleva a cabo un taller de formación en plantas aromáticas para personas con capacidades diferentes en Murcia.

Bankia en·accion Publicado el 17 de Agosto de 2020

Ilusión y futuro; naturaleza y aromas. Así es Finca Casa Mauro, un terreno de 12 hectáreas ubicado a sólo dos kilómetros del casco urbano de Murcia. En ese recinto, nacido a raíz de una donación, la asociación APCOM (Asociación de Familias de Personas con Discapacidad del Noroeste de Murcia) trabaja en la integración social de personas con discapacidad intelectual a través de formaciones como el ‘Taller de Esencias’ puesto en marcha a través de la convocatoria de ayudas de acción social de Bankia y Fundación Cajamurcia.

“Forma parte de un proyecto ambicioso”, señala Rosario Sánchez, la responsable del proyecto. El ‘Taller de Esencias’ consiste en crear nuevas oportunidades de formación y ocupación para personas con discapacidad intelectual. “En la finca contamos con un amplio espacio de secano para plantas aromáticas como tomillo, romero, espliego o lavanda cultivadas de forma ecológica”, explica Sánchez. “Con este taller queremos ofrecer una formación sobre la plantación, reposición y cuidado de plantas aromáticas, y elaborar esencias y otros artículos como jabones y ambientadores”.

Ilusionante proyecto como corresponde al ideario de ser solidarios con las personas con discapacidad intelectual, con las que esta asociación trabaja desde su fundación en 1984. Desde entonces, han ayudado con servicios de habilitación laboral y de mejora personal y social al tiempo que han ido creciendo como asociación con nuevos centros (dos centros de día y un centro de atención temprana y desarrollo infantil) y otra serie de servicios ocupacionales en beneficio de las personas con discapacidad y sus familias.

Tres décadas después, una donación, permitió a la asociación contar con la Finca Casa Mauro. Y poner en marcha este ‘Taller de Esencias’. Una formación que viene acompañada de otras iniciativas en marcha, como el proyecto de implementación del sistema de riegos o la zona de frutales ya plantados.

Taller de Esencias

Acciones con las que “queremos ir ampliando nuestro espacio de oportunidades para personas con discapacidad” y quizá en un futuro generar un empleo, como señala Rosario. “De momento, estamos con tareas de formación, pero sí tenemos pensado elaborar productos, permitir que la gente visite la finca, interaccione con las personas que estemos aquí en ese momento y conozcan cómo se elaboran estas esencias, ya que estamos hablando de este proyecto”.

Un proyecto que ha padecido los rigores de la COVID-19. “La formación tenía que estar ya en marcha, pero ahora mismo está parada y queremos empezar este próximo mes de septiembre con unas 10 personas”.

Diez personas que serán formadas en este ‘Taller de Esencias’, elegido debido a las características medioambientales de la finca y porque “nosotros también trabajamos con esencias aromáticas y jabones en otros proyectos”. Y en el futuro quizá “con estos trabajos, podamos generar empleo para estas personas que van a participar en la formación; de hecho, en otros proyectos conseguimos que empresas de la región contraten a personas con discapacidad intelectural”.

Inserción laboral

Porque desde APCOM cuentan con un servicio de empleo, ofreciendo una atención personalizada para facilitar a las personas con discapacidad intelectual el acceso a un empleo a través de diferentes programas coordinados desde la asociación con empresas colaboradoras y familias.

Internamente, APCOM cuenta con Ecojardín, su centro especial de empleo, que está funcionando desde 1998 ocupando a personas con discapacidad en tareas de jardinería, viveros e invernaderos tras el consiguiente período de formación. Cuenta con una plantilla de 11 trabajadores con discapacidad, la mayor parte con discapacidad intelectual que están apoyados por un encargado y dos técnicos de apoyo. La mayor parte de su actividad la desarrollan en jardines municipales del término municipal de Caravaca de la Cruz.

Desde la asociación se ofrece también un apoyo al empleo personalizado a cada persona, de acuerdo a su situación personal, su talento y su vocación; buscando siempre el mejor acceso al mercado laboral y, una vez, encontrado su puesto de trabajo, se produce un seguimiento de su día a día, con el objeto de mantener su ocupación, mejorarla y promocionarla dentro de esa empresa colaboradora. Estos programas de apoyo hacia el empleo están subvencionados desde el Servicio Regional de Empleo y Formación para el Fomento de la integración de las personas discapacitadas.

Finalmente, desde APCOM también se trabaja en el acceso al empleo público, para lo que se cuenta, en la actualidad, con un grupo de 16 personas con discapacidad que cuentan con una persona de apoyo en la preparación de temarios y pruebas de acceso al empleo público.

TAGS: DISCAPACIDAD FORMACIóN TALLERES