En acción, la huella social de Bankia

Etiquetas ecológicas: ¿sabes identificarlas?

  • Compartir

Te ayudamos a distinguir las diferentes eco-etiquetas existentes

Dirección de Gestión Logística y Medioambiental de Bankia Publicado el 14 de Mayo de 2019

¿Qué es exactamente el etiquetado ecológico? ¿Qué tipos de eco-etiquetas hay?

En la actualidad muchos productos se promocionan indicando en su publicidad la etiqueta ecológica con la que cuentan, pero ¿qué es exactamente el etiquetado ecológico? ¿Qué tipos de eco-etiquetas hay?

El etiquetado ecológico es un sistema basado en logotipos destinado a reconocer características beneficiosas para el medioambiente con las que cuentan los productos. El fin último de dichas certificaciones es informar a los consumidores sobre qué productos son más respetuosos con el medio ambiente de forma que se potencie su consumo frente a otros similares, pero más contaminantes.

Hay múltiples etiquetas ecológicas, pero en Europa las que más garantías ofrecen son aquellas reguladas por la propia Unión Europea en legislación específica.

Las etiquetas más extendidas

La más importante es la Etiqueta Ecológica Europea (EEE) cuyo logo es una “margarita”. Hasta la fecha, la Comisión Europea ha concedido etiquetas ecológicas a cientos de productos y servicios agrupados en categorías como las siguientes: equipos electrónicos, calzado, electrodomésticos, productos textiles, bricolaje; camas, jardinería, limpieza, papel, servicios de alojamiento turístico y camping y lubricantes.

Composición_etiquetas_ecologicas

Otra eco-etiqueta que habitualmente encontramos es la que informa sobre la eficiencia de un equipo. Este tipo de etiquetado es obligatorio en toda Europa para los electrodomésticos de línea blanca (aparatos de refrigeración, lavadoras, lavavajillas, secadoras, campanas, hornos o calentadores de agua), y aparatos de climatización.

También podemos hablar del etiquetado FSC® (Forest Stewardship Council) que se utiliza para casi cualquier producto cuya materia prima principal es la madera. Esta certificación garantiza al consumidor que la madera utilizada procede de un bosque que es gestionado de forma sostenible, evitándose así la deforestación.

Por último, mencionaremos el etiquetado energético de edificios y viviendas que informa de su calificación energética. Esta calificación variará desde la clase A, para los energéticamente más eficientes, a la clase G, para los menos eficientes. Como comprador o arrendatario de una vivienda, es importante que sepas que el certificado de eficiencia energética (que incluye esta etiqueta) debe facilitarlo el vendedor o arrendador de la vivienda.

Contenido elaborado desde la Dirección de Gestión Logística y Medioambiental de Bankia.

TEMAS RELACIONADOS

Productos Financieros Sostenibles para proteger el medioambiente

Si tu vivienda cumple estas 4 pautas, tendrás mejor calidad de vida

El objetivo de Boyan Slat: limpiar todo el plástico del océano

TAGS: MEDIOAMBIENTE ODS ACCIóN POR EL CLIMA SOSTENIBILIDAD