Fisioterapia que planta cara a la lesión medular

ASPAYM Toledo mejora la calidad de vida de personas que sufren grandes discapacidades físicas

Bankia en·accion Publicado el 3 de Diciembre de 2020

Las lesiones medulares traumáticas son uno de los principales motivos de discapacidad sobrevenida en nuestro país. Según el Hospital Nacional de Parapléjicos, todos los años se producen en España cerca de un millar de nuevos casos por traumatismo, con una casuística muy variada, a los que hay que añadir alrededor de un 30% adicional originado por diversas enfermedades y patologías congénitas. De esta forma, el número de afectados superaría los 30.000.

Además de su elevado impacto sociosanitario, estos sucesos desencadenan importantes trastornos físicos y psicológicos, unas secuelas que afectan a la persona que sufre la lesión y a su círculo íntimo.

Sin embargo, a pesar de la problemática que emana de esta discapacidad motora, es posible facilitar la adaptación de este colectivo a su nueva forma de vida y mejorar las expectativas vitales de las personas con lesión medular.

Las lesiones medulares y las grandes discapacidades físicas requieren una atención constante para evitar la cronificación y la disminución de la autoestima asociadas a la gran dificultad que supone la realización de las tareas más básicas de su día a día.

María Muela, gerente de ASPAYM Toledo

Este es uno de los objetivos prioritarios de ASPAYM Toledo, la Asociación de Personas con Lesión Medular y/o Discapacidad Física de la provincia de Toledo, seleccionada en el marco de la ‘Convocatoria de Acción Social 2020’ de Bankia y Fundación Montemadrid: intervenir en todos aquellos aspectos y variables que mejoren las disfunciones de las personas que experimentan estos sucesos traumáticos, potenciando su recuperación y reaprendizaje para ‘enriquecer’ su calidad de vida y promover su plena integración social.

‘Cuidando tu cuerpo’

En los últimos años se han producido grandes logros en la prevención, protección y rehabilitación de las lesiones medulares. Las investigaciones médicas, científicas y tecnológicas para el tratamiento del daño en la médula espinal, junto a las distintas terapias desarrolladas posibilitan que estas personas tengan una esperanza de vida pareja a la del resto de la población.

Sin embargo, “nos encontramos ante una enfermedad crónica, una patología que puede afectarnos súbitamente en cualquier momento, que condiciona diferentes capacidades y limita la funcionalidad de aquellos que la padecen”, señala María Muela, gerente de ASPAYM Toledo.

“Las lesiones medulares y las grandes discapacidades físicas requieren una atención constante para evitar la cronificación y la disminución de la autoestima asociadas a la gran dificultad que supone la realización de las tareas más básicas de su día a día”, explica la responsable institucional. Todo ello, genera unas necesidades específicas terapéuticas, de integración y de accesibilidad a determinados recursos.

Sin embargo, una vez finalizada la prestación sanitaria dispensada por el Sistema Nacional de Salud, “no se dispone de recursos públicos suficientes ni de cuidados preventivos para evitar el agravamiento, produciéndose, en consecuencia, un deterioro progresivo del estado físico y de salud de los pacientes”, apunta Muela.

Con esta intervención terapéutica aspiramos a fomentar la autonomía personal de los pacientes, su independencia funcional, por medio de actividades destinadas a conservar sus condiciones físicas, mejorar la movilidad, la coordinación y el equilibrio.

María Muela, gerente de ASPAYM Toledo

Precisamente, la necesidad de “ofrecer respuesta a la inexistencia de una rehabilitación funcional para el mantenimiento físico adecuado de personas con lesión medular” es el punto de partida, en 2007, del proyecto ‘Cuidando tu cuerpo’ de ASPAYM Toledo.

Un programa con el que suplir esa carencia y brindar asistencia especializada tras el alta hospitalaria a “personas que, por las características propias de su discapacidad física, por su situación de dependencia, encuentran graves problemas para acceder a recursos que le permitirían una mayor autonomía”, remarca Muela.

Garantizar el bienestar personal

A través de sesiones de fisioterapia y técnicas de rehabilitación, la entidad sin ánimo de lucro brinda una atención integral individualizada a personas afectadas con discapacidad física crónica, permitiendo una mejora de su estado físico y anímico, así como el mantenimiento de la funcionalidad.

“Con esta intervención terapéutica aspiramos a fomentar la autonomía personal de los pacientes, su independencia funcional, por medio de actividades destinadas a conservar sus condiciones físicas, mejorar la movilidad, la coordinación y el equilibrio”, aclara Muela. Actuaciones todas ellas que, además de facilitar su desenvolvimiento en labores cotidianas, revierten positivamente en el refuerzo de su autoestima y en la normalización de estas situaciones.

Para su desarrollo, la asociación cuenta con un equipo multidisciplinar formado por un trabajador social, encargado de los aspectos de coordinación; un fisioterapeuta, un médico rehabilitador y un conductor para el traslado de pacientes al centro. Todas las intervenciones se realizan respetando escrupulosamente las recomendaciones sanitarias de prevención, protección y seguridad para evitar contagios de coronavirus entre pacientes y profesionales.

“La experiencia de los años nos avala, y más aún con la creación, en 2019, de nuestro propio centro de atención, que nos ha permitido atender a más beneficiarios proporcionando un mayor número de horas, con maquinaria adaptada a la discapacidad que sufren”, afirma Muela.

Todo ello, concluye la gerente de ASPAYM Toledo, “nos permite no aumentar la cronicidad, mejorar en todos los casos y evitar situaciones de dependencia y deterioro de este colectivo”.

A través de su Acción Social, Bankia apoya a entidades como ASPAYM Toledo, una asociación sin ánimo de lucro que representa los intereses de las personas con lesión medular y gran discapacidad física.

La agrupación toledana ha resultado beneficiaria en la ‘Convocatoria de Acción Social 2020’ de Bankia y Fundación Montemadrid con su programa ‘Cuidando tu cuerpo’, una iniciativa con la que brindar una atención integral a personas con discapacidad física crónica que permita mantener y mejorar su estado de salud.

Si quieres saber más del trabajo que realiza la organización puedes hacerlo consultando su web y su cuenta de Twitter @ASPAYMTOLEDO.

TAGS: ACCIóN SOCIAL DISCAPACIDAD ONG