En acción, la huella social de Bankia

Favorecer la inclusión social de jóvenes a través del apoyo escolar

Publicado el 9 de Abril de 2018 por Bankia.

Cuando Alejandra echa la vista atrás casi no se reconoce. La situación complicada que atravesaba su familia en casa provocó que una trabajadora social recomendase a sus padres un espacio socioeducativo donde pasar algunas tardes compartiendo tiempo de estudio, actividades y juegos con niños de su edad.

Recuerda que era “una niña agresiva, que se enfadaba por todo, muy mal educada” y cómo su rendimiento en la escuela bajó. Ahora “los humos me han bajado y me concentro más en los estudios”, explica la adolescente de 14 años que sueña con ser abogada o decoradora de interiores.

Ella es solo una de los más de 80 jóvenes de entre 13 y 17 años que forman parte del programa ‘Territorio Joven’ de la Fundación Balia en Madrid.

Apoyo educativo

A través de este espacio se busca dar apoyo académico y de convivencia a adolescentes para favorecer su inclusión social. En el programa, además de orientación en los estudios, los estudiantes realizan actividades en donde trabajan valores como el compañerismo, la autoestima, el reconocimiento de las emociones y los pensamientos.

“La historia de fracaso escolar acumulada de los chicos que llegan a Balia les afecta directamente en su autoestima”, explica Beatriz Ruiz, responsable del Área de Jóvenes de la Fundación.

En la mayoría de los casos, el fracaso escolar viene acompañado de situaciones difíciles en el hogar. “Algunos de los chicos y chicas que llegan tienen un escenario de familias desestructuradas, de violencia, con un nivel socioeconómico muy bajo, consumo de sustancias tóxicas en algunos casos y de falta de pautas educativas adecuadas”, señala la responsable.

En el marco del programa ‘Territorio Joven’, proyecto apoyado por Bankia y Fundación Montemadrid, se motiva académicamente a los jóvenes ayudándoles dos tardes en semana en aquellas asignaturas que más les cuesta y creando espacios que les permitan desarrollarse personalmente.

“Además de hacer un seguimiento en sus estudios durante el periodo escolar, realizamos excursiones, visitas culturales, manualidades, dinámicas de grupo, educación para la salud y video fórum”, apunta Beatriz Ruiz.

Y es que desde la Fundación Balia trabajan para combatir el fracaso escolar y el abandono temprano de los estudios y prevenir que los jóvenes se involucren en adicciones o violencia.

—————–

TEMAS RELACIONADOS

Red Solidaria, el compromiso voluntario con proyectos cercanos

Cuando la acción social se confunde con donación

Los retos de la FP Dual en España

Recibe nuestro boletín:


TAGS: EDUCACION, JóVENES, VOLUNTARIADO