En acción, la huella social de Bankia

Fundación Padre Garralda-Horizontes Abiertos, con los reclusos drogodependientes

Publicado el 7 de Septiembre de 2018 por Bankia.

La organización cuenta con el respaldo de Bankia y Fundación Caja Segovia a través de la convocatoria de ayudas de acción social

 

Los 77 kilómetros de El Camino de San Frutos, en Segovia, bien pueden ser una metáfora de la vida de Eduardo, Carlos o Mariano. Subidas, bajadas, caídas, senderos y zonas boscosas cubren este espacio natural del que los presos del Centro Penitenciario (CP) de Segovia disfrutan en el marco de las salidas terapéuticas.

Carlos (nombre ficticio) atravesó su propio camino de luces y sombras. Con familia y un trabajo estable se vio envuelto en el consumo de drogas. Durante un tiempo fue consciente de que todo se derrumbaba a su alrededor y una decisión complicada le llevó a prisión.

Rehabilitación de personas con adicciones

Milagros Sáez, terapeuta de la Fundación Padre Garralda-Horizontes Abiertos, coordina el Programa Terapéutico Loyola de Atención Sanitaria y rehabilitación de personas con adicciones en el CP de Segovia al que asisten personas como Carlos.

“El objetivo del Programa Loyola es favorecer la deshabituación del consumo”

“Un porcentaje muy importante de las personas que ingresan en prisión, aproximadamente el 65%, son drogodependientes”, explica Sáez. Trabajar con ellos para afianzar hábitos saludables y lograr su rehabilitación e inserción en la sociedad es fundamental.

“El objetivo del Programa Loyola es favorecer la deshabituación del consumo de sustancias tóxicas, como primer paso para adquisición de destrezas personales que posibiliten una normalización social y laboral al término de la condena de privación de libertad”, señala la responsable, quien hace hincapié en que “el recluso drogodependiente no es un delincuente, sino un enfermo”.

Apoyo a colectivos desfavorecidos

En el marco de esta iniciativa se trabajan habilidades sociales, educación para la salud, reducción de daños, actividades deportivas, formación académica e inserción laboral, entre otros. “Trabajamos trasversalmente para lograr que ellos tengan una red y unas actividades que les permitan relacionarse con personas con otras formas de vida”, explica.

El Programa Terapéutico Loyola cuenta con el apoyo de Bankia y la Fundación Caja Segovia en relación a la convocatoria de ayudas a proyectos sociales que trabajan con colectivos desfavorecidos o en situación de exclusión social en la provincia.

“Para Bankia es fundamental el compromiso con las asociaciones provinciales que se implican día a día para mejorar la calidad de vida de las personas y colectivos que más lo necesitan”, señala David Menéndez, director de Responsabilidad Social Corporativa de Bankia.

 

Recibe nuestro boletín:


TAGS: ACCIóN SOCIAL, ONG