Un hogar para 21.000 niños que viven en residencias

El documental ‘Así crecen los enanos’ visibiliza el mundo de los niños tutelados y pone en valor el papel de las familias de acogida. A través de los testimonios de los protagonistas, conocemos la diferencia entre crecer en una familia acogedora o en una institución pública

Bankia en·accion Publicado el 22 de Febrero de 2021

“Cuando creces sin que nadie te dé un beso o sin que nadie te pregunte cómo estás, lo haces completamente desvinculado de la sociedad y con sensación de abandono. Los niños que crecen donde sus necesidades actuales no están cubiertas, no pueden proyectarse en el futuro. No evolucionan de la misma manera que el resto de los niños y no llegan a comprender el sentido de la vida”, confiesa Raúl Serrano Jimenez.

Este director y productor de series y cortos sabe muy bien lo que es crecer sin cariño, ya que pasó 14 años, toda su infancia y adolescencia, en centros de acogida de Madrid. Ahora está casado y tiene hijos y ha decidido plasmar en un documental una realidad que él mismo ha vivido: qué es lo que se siente al vivir y crecer solo en un centro residencial.

El documental ‘Así crecen los enanos’ cuenta desde la voz de los protagonistas las diferencias que hay para un niño o un adolescente tutelado crecer en una familia de acogida o en una institución pública.

“Cuando alcanzan la mayoría de edad, muchos de esos adolescentes se tienen que ir a la calle con grandes carencias afectivas y problemas de autoestima. El cariño es algo que se aprende y ellos creen que no se merecen nada, ni siquiera cariño”, lamenta Serrano.

Visibilidad de los menores tutelados

En España hay más de 21.000 niños y jóvenes que viven en centros residenciales porque no pueden crecer en sus familias de origen por causas muy graves: adicciones, malos tratos, abusos… La mayoría de estos menores, al cumplir los 18 años, abandonan estos centros e inician una nueva etapa que, en caso de no haber tenido el apoyo necesario, les deja en una posición de vulnerabilidad.

Como medida de protección para estos niños, la Asociación Estatal de Acogimiento Familiar (ASEAF), integrada por 15 asociaciones de distintas comunidades autónomas y formada, en su mayoría, por familias acogedoras, realiza durante todo el año diferentes eventos y actividades con el objetivo de promover y concienciar sobre la importancia del acogimiento familiar.

 

La peor violencia que se le puede hacer a un niño es dejarle crecer sintiendo que no pertenece a nadie.

María Araúz de Robles, presidenta de ASEAF.

“En un centro de menores, el niño se siente abandonado – señala María Araúz de Robles, presidenta de ASEAF -. En una familia, en cambio, el menor se siente querido, apoyado y valorado. La peor violencia que se le puede hacer a un niño es dejarle crecer sintiendo que no pertenece a nadie”.

Desde la asociación, que cuenta con el apoyo de Bankia a través de su programa Red Solidaria,  también promueven y desarrollan actividades de formación e investigación para instituciones y profesionales como los Congresos por el Interés Superior del Niño y apoyan a las distintas familias acogedoras mediante programas específicos.

ASEAF Asociación Estatal de Acogimiento Familiar

El miedo, según Araúz, es una sensación habitual y normal entre las familias que se preparan para recibir a los menores, pero sostiene que “abrir la casa a uno de estos niños es bueno para todos los que participan en la acogida. Ayuda a los niños, que han vivido cosas que no deberían haber vivido, a solucionar esos apegos rotos y a los padres acogedores a entender la verdadera dimensión de la paternidad”, remarca la presidenta de ASEAF.

“Te enseñan a vivir la vida de manera diferente a lo que te han contado y descubres que puede ser todavía más bonita”, apunta una de las madres acogedoras en el vídeo que han preparado desde la asociación para dar a conocer una situación tan cercana y aterradora para muchos menores.

La Asociación Estatal de Acogimiento Familiar (ASEAF) cuenta con el apoyo de Bankia a través de su programa Red Solidaria. A través de esta iniciativa, Bankia reconoce el cumplimiento de los objetivos de negocio de sus profesionales, transformándolos en ayudas a proyectos sociales seleccionados por ellos mismos.

Además, ASEAF ha sido una de las entidades apoyadas a través de los Desayunos Solidarios organizados por la entidad bancaria. A través de estos encuentros online, se explica el trabajo que lleva a cabo la entidad y se consigue recaudar fondos para el trabajo desarrollado por la asociación.

Si quieres conocer más detalles sobre esta iniciativa, puedes consultar la página web de ASEAF y sus redes sociales.

TAGS: ACCIóN SOCIAL INFANCIA