En acción, la huella social de Bankia

La humanización de los cuidados geriátricos

  • Compartir

El Centro Asistencial San Camilo atiende a personas mayores y dependientes, un colectivo especialmente vulnerable en días de pandemia

Bankia en·accion Publicado el 29 de Enero de 2021

“A los enfermos se les sirve con caridad, amor, paciencia y humildad”. Esta máxima de San Camilo de Lelis ejemplifica a la perfección la filosofía del Centro de Humanización de la Salud de los Religiosos Camilos.

Una máxima humanista que se profesa en la residencia geriátrica de la Orden de Ministros de los Enfermos. Un espacio donde se promueve, desde 1983, una cultura de la humanización del cuidado de los mayores, a los que se sirve con “el corazón en las manos”, tal y como predica el patrono universal de los enfermos, de los hospitales y del personal hospitalario.

A lo largo de su dilatada trayectoria, el Centro Asistencial San Camilo (CASC) ofrece “un conjunto de servicios, dentro del campo de los cuidados y la intervención social en el mundo de la salud, destinados a personas mayores y dependientes en situación de especial vulnerabilidad y fragilidad, que sufren una enfermedad avanzada, personas al final de la vida o que están viviendo una situación de dolor por la pérdida de un ser querido u otra circunstancia”, explica Pablo Posse, psicólogo de la entidad.

fiesta geriatrico

Atención holística

El apoyo continuado y la cercanía con usuarios, residentes, pacientes y su entorno en todas las facetas de la vida determinan la esencia del ‘Programa de atención integral a través de actividades de apoyo psicosocial, terapia ocupacional y acompañamiento’ promovido por la Residencia Asistida San Camilo, una de las entidades beneficiarias de la convocatoria de acción social promovida por Bankia y Fundación Montemadrid.

“Estamos convencidos de que para posibilitar un cuidado más sano y cercano es indispensable abordarlo desde una atención integral que contemple todas las dimensiones humanas: física, cognitiva, emocional, social, espiritual, cultural e intergeneracional”, señala el psicoterapeuta.

Un acompañamiento, en un hogar plenamente adaptado a las medidas de seguridad y prevención que impone la pandemia (aislamiento, espacios burbuja…), con el que paliar la soledad y que incluye ámbitos de actuación diversos y unos objetivos muy concretos.

“Fisioterapia para retrasar al máximo el deterioro progresivo de las personas a las que cuidamos; terapia ocupacional con la que brindarles apoyo funcional para potenciar su autonomía, lo cual les permite vivir una vida más plena; animación sociocultural y atención espiritual en relación con los valores, las creencias, su idea de trascendencia y el legado que se desea transmitir a las generaciones venideras…” son tan solo algunas de las intervenciones desarrolladas en el CASC, detalla Posse.

Con la asistencia psicológica, prosigue el especialista, “perseguimos una psicoestimulación cognitiva y un acompañamiento psicoterapéutico que aborde el mundo relacional y emocional de las personas mayores en el reconocimiento de sus potencialidades para afrontar las dificultades que les ofrece esta etapa del ciclo vital en que se encuentran”.

Un servicio extensible, asimismo, al círculo familiar de los usuarios y a los propios profesionales de la institución, cuidadores con una abnegada vocación de servicio, “para prevenir el síndrome de burnout que puede producir el desgaste emocional por compasión en la esfera de la atención a las personas dependientes”.

fisioterapia
videollamada
medico

Con el foco en la persona

Bajo el lema omnipresente en la misión camiliana “Cuidar y enseñar a cuidar”, el proyecto despliega un abordaje integral, interdisciplinar e individualizado en la atención a la persona mayor en la senectud. Una asistencia adecuada a su situación particular, cuya filosofía descansa en principios humanistas que priorizan valores como la dignidad, la comprensión, la empatía y la confianza, siempre aplicados a la promoción de la salud y su bienestar.

“En el apoyo a las personas dependientes es fundamental dispensar unos cuidados centrados en el individuo, en su propia singularidad, en sus capacidades y limitaciones, favoreciendo la promoción de su autonomía en la medida en la que pueda ejercerla desde su fragilidad y vulnerabilidad”, remarca el psicólogo.

Actuaciones todas ellas que “promuevan su mayor participación posible, que aumenten la percepción de que la persona tiene todo el control de lo que pasa o acontece en su vida, que potencien su toma de decisiones, suscitando un mejor autoconcepto de sí mismo y acrecentando la propia autoestima como sujeto capaz de disfrutar de las oportunidades que le brinda su existencia”.

De este modo, continúa Posse, “fomentar un estilo de vida activo, aun en los casos de las personas con gran dependencia funcional o afectadas por deterioros cognitivos severos, es en sí mismo un factor concienciador de la necesidad de procurar el disfrute de la tercera o cuarta edad a través de actividades significativas y verdaderamente motivadoras de la persona mayor”.

Gracias a este programa, que beneficia a cerca de 200 personas (del orden de 140 residentes, 30 usuarios del centro de día y otra treintena de pacientes en la Unidad de Cuidados Paliativos, aproximadamente), “esperamos una mejor vivencia de nuestros mayores en esta última etapa del ciclo vital, alineada con la gratificación de participar en iniciativas estimulantes y motivadoras que les procuren una mayor calidad de vida según las capacidades, competencias y en las mismas limitaciones que pueden ocasionarles la propia cronicidad de sus patologías”, apunta el experto.

“Que la madurez no sea agregarle años a la vida, sino vida a los años que aún quedan por vivir”, concluye Posse.

Beneficiaria en la ‘Convocatoria de Acción Social 2020’ promovida por Bankia y Fundación Montemadrid, el Centro Asistencial San Camilo (CASC) del municipio madrileño de Tres Cantos brinda asistencia y cuidados físicos, emocionales y psicológicos a personas mayores y dependientes.

Su ‘Programa de atención integral a través de actividades de apoyo psicosocial, terapia ocupacional y acompañamiento’ aspira a mejorar su calidad de vida y potenciar la autonomía de residentes, usuarios y pacientes.

Si quieres conocer más detalles sobre este proyecto puedes visitar la página web del CASC o consultar sus redes sociales:

TAGS: CORONAVIRUS TERAPIA OCUPACIONAL