En acción, la huella social de Bankia

La figura del voluntario, un referente para 42.000 menores tutelados

Publicado el 2 de Mayo de 2018 por Bankia.

Carlos y su hermana pequeña tuvieron una infancia complicada. La desatención familiar sumada al absentismo escolar y a las dificultades económicas que atravesaba la familia provocó que los padres de los menores perdieron la custodia e ingresaran en un centro de acogida.

La vivencia de Carlos bien podría representar la situación que viven miles de menores en España. Según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el Estado aplica diversas medidas de protección a 42.000 menores ante la incapacidad de sus familias para atenderles.

“Los adolescentes tienen falta de referencias familiares”

Apoyo emocional

La situación de estos menores en los centros de acogida o residenciales puede ser temporal o extenderse en el tiempo, pero acompañar y apoyar a los menores durante este periodo es fundamental para su desarrollo personal.

“Los adolescentes tienen una falta de referencias familiares claras”, explica Isabel Mínguez, coordinadora en Madrid de la Fundación Soñar Despierto.

La organización, que lleva más de 14 años presente en España, nació para dar apoyo a menores procedentes de ambientes marginales y familias desestructuradas que residen en centros de acogida, residencias y centros abiertos.

“Los menores tienen muchas carencias afectivas y por medio de actividades de voluntariado establecemos vínculos con ellos y además les dotamos de una persona de referencia”, explica la coordinadora. “Nos encontramos personas con una gran falta de autoestima, que les cuesta integrarse, con un alto fracaso escolar y sin expectativas a largo plazo”, añade.

El voluntario como referente

La Fundación, presente en Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, y que cuenta con el apoyo de Bankia en el marco de su acción social, lleva a cabo actividades orientadas a facilitar la integración social de los menores.

“Nos encontramos personas con una gran falta de autoestima”

Apoyo educativo, talleres, actividades extra-escolares, culturales y deportivas son solo algunas de las acciones que por medio del voluntariado se llevan a cabo.

El compromiso de la Fundación con la infancia y adolescencia para garantizar su igualdad de oportunidades es claro apoyando a más de 1.800 niños con un equipo de 900 voluntarios.

Los beneficios en los niños y adolescentes son patentes. Según la Fundación, más del 80% de los menores registran una mayor autoestima, un mejor comportamiento y una mayor motivación por los estudios. “Estos resultados tienen una relación directa con su estabilidad emocional y su integración social”, aclara la responsable.

Cariño, tiempo, dedicación y escucha son los ingredientes que los voluntarios de la Fundación Soñar Despierto incluyen en su receta del éxito.

Fotografía cecida por Soñar Despierto

—————–

TEMAS RELACIONADOS

Voluntariado o el arte de lograr que el día tenga 24 horas

Contigo dos pueden ser cuatro

El voluntariado senior: un valor clave para emprender

Recibe nuestro boletín:


TAGS: JóVENES, SOLIDARIDAD, VOLUNTARIADO