En acción, la huella social de Bankia

La nueva ruralidad: las zonas despobladas exhiben su fuerza

  • Compartir

La Feria Presura celebrada en Soria congrega a miles de personas emprendedoras que apuestan por crear negocio en las zonas rurales

Bankia Comunicación Publicado el 24 de Enero de 2019

La Feria Presura celebrada en Soria congrega a miles de personas emprendedoras que apuestan por crear negocio en las zonas rurales

 

Roberto Ortega, director de Comunicación de El Hueco

Ya ha pasado un mes desde que se celebrara la Feria Presura en Soria y todavía parecen oírse los ecos de las miles de personas que ese fin de semana la visitaron.

Durante aquellos tres días, el mundo rural “exhibió su fuerza”, como decía, resumiendo la feria, el acertado titular de un periódico de difusión nacional. Y, efectivamente, la segunda edición de Presura, que contó con el apoyo de Bankia, puso de manifiesto ante los ojos de la nación la pujanza y vitalidad de las zonas poco pobladas de nuestro país.

La España Vacía no solo no está vacía, como llevamos constatando en El Hueco desde hace tiempo, sino que en ella habitan personas con centenares de proyectos, pequeños, grandes y medianos, cuya suma está empezando a configurar, cada vez con más fuerza, ese que comenzamos a llamar nueva ruralidad.

Tomen nota porque este sintagma, estas dos palabras serán de uso común de inmediato y en Presura no podemos dejar de sentirnos orgullosos de estar contribuyendo a su gestación. Porque ese término no es otra cosa que la catarsis de pensamiento que cambiará definitivamente, y sin vuelta atrás, la imagen que del medio rural tiene el medio urbano y la imagen que el medio rural tiene de sí mismo.

Presura es la prueba palpable de que los que vivimos en las zonas poco pobladas ya no vamos a tolerar discriminaciones ni políticas, ni económicas, ni emocionales. La gran cantidad de personas emprendedoras de fuera de Soria que visitó la feria nos confirma que el mensaje empieza a calar. El mundo rural ‘mola’ e incluso es sexi, por decirlo de una manera sencilla y directa.

Esa nueva ruralidad debe tener presentes algunos conceptos y formas de entender la vida rural. Como el de los territorios rurales inteligentes o como el de la ‘población pendular’ de la que habla el profesor Luis Antonio Sáez (una de las voces más singulares del mundo académico que estudia esta materia) y que es una población que vive a caballo entre el campo y la ciudad. O el de la población vinculada, que todavía tiene cierto arraigo con las zonas rurales. O los nuevos modelos de movilidad sostenible, entre otros.

Además, esa nueva ruralidad debe diseñarse desde una perspectiva de género que permita el empoderamiento y la igualdad de oportunidades efectiva de la mujer rural, con medidas efectivas que le permitan conciliar la vida familiar y profesional.

Tomo en este punto las palabras del discurso de bienvenida del presidente de Cives Mundi, Antonio López Calvín, señalando con acierto que “para que esta nueva ruralidad pueda concretarse y desarrollarse es fundamental y perentorio disponer de algo básico: internet de alta velocidad. Sin internet de alta velocidad en las zonas rurales, no habrá población pendular, ni agricultura inteligente, ni movilidad sostenible”.

El porvenir del medio rural comienza a estar más despejado que nunca y, desde luego, pese a tanto agorero, no está escrito. Se escribe ahora mismo. Tras años de zozobra, de injusticias y de baja autoestima, nos presentamos ante el resto de España como habitantes de unos territorios que en un futuro muy cercano darán envidia a quienes ahora sienten indiferencia o rechazo por ellos.

—————–

TEMAS RELACIONADOS

Basuraleza: cuando la basura forma parte de la naturaleza

La importancia de la conservación genética de la flora autóctona

La lluvia ácida, la gran amenaza de monumentos históricos

TAGS: MEDIOAMBIENTE SOSTENIBILIDAD