En acción, la huella social de Bankia

La riqueza de Padre Piquer: 1.100 alumnos, ocho religiones y 40 nacionalidades

Publicado el 11 de Abril de 2018 por Bankia.

Humildad, cercanía, afán de superación, sacrificio, compañerismo, igualdad… Si pudiéramos pesar en una balanza estos intangibles, podríamos ser conscientes del peso tan importante que tienen para el desarrollo personal y social.

Valores que se aprenden en casa y en el colegio y que aún cobran una mayor transcendencia si el círculo en el que se desarrolla la vida del niño es un entorno vulnerable donde escasean las oportunidades.

Precisamente el modelo alternativo y los valores son los puntos fuertes que destacan los alumnos del Centro de Formación Padre Piquer en Madrid. El centro aparece como referencia en los listados de los centros más innovadores de España y los datos del éxito del método empleado hablan por sí solos: el 85% del alumnado se gradúa y la tasa de absentismo se sitúa en un 0,7%, una de las más bajas de España.

Estudiantes de segundas generaciones

El Padre Piquer nació hace 50 años para dar respuesta a la situación de desventaja social y económica de las familias del barrio madrileño de La Ventilla. A él acudían familias del entorno, pero también alumnos como Carlos Martín de Lope que, desde Moratalaz, cruzaba literalmente Madrid para cursar una FP en Administración y Finanzas.

“La estancia en El Piquer ha marcado toda mi vida. La forma de asumir los retos, de enfrentarme a la vida y de comportarme con los demás fue algo que me inculcaron allí”, señala Carlos, quien, tras acabar sus estudios en Padre Piquer, entró a trabajar en Bankia con tan solo 16 años. Hoy continúa en la entidad bancaria y comparte espacio de trabajo con tres exalumnos del mismo centro.

“Guardo un imborrable recuerdo de aquellos años, ya que no solo se me formó académicamente, sino que me forjaron como persona en unos valores que han marcado tanto mi plano personal como profesional”, explica.

Muchos han sido los alumnos que hace más de 30 años acudieron a este centro educativo y que, como consecuencia de la educación recibida, han decidido llevar también a sus hijos.

La misión de Padre Piquer, dar una oportunidad de soñar con un futuro digno

Riqueza intercultural

La realidad del centro educativo ha variado mucho desde que Carlos estudiaba allí. Dar respuesta a nuevas realidades como la inmigración en los años 90, supuso para Padre Piquer un reto y una oportunidad. Hoy en día, el espacio cuenta con 1.100 alumnos de ocho religiones diferentes y 40 nacionalidades.

“La misión de Padre Piquer siempre ha estado fijada en darle la oportunidad de soñar con un futuro digno a aquellas personas en situaciones de exclusión social”, señala Ángel Serrano, director del centro y profesor de matemáticas.

Inclusión e igualdad de oportunidades son dos conceptos fundamentales para Ángel quien pone el acento en que el centro “no es una obra asistencial para aquellos con menos recursos”. “Queremos sacar de cada uno de nuestros alumnos la mejor versión de sí mismos”, añade.

Recursos de referencia

Uno de los recursos referencia del Padre Piquer son las aulas cooperativas. A través de este espacio, que cuenta con el apoyo de Bankia, se trabaja la diversidad del alumnado eliminando las barreras físicas, convirtiendo las aulas tradicionales en nuevos espacios educativos que acogen alrededor de 60 alumnos y donde tres o cuatro profesores trabajan en paralelo.

Derribamos las fronteras de las asignaturas y de los libros de texto y trabajamos en el ámbito socio-lingüístico y científico-tecnológico lo que permite a los docentes trabajar de forma integral, compatibilizando el trabajo en equipo, el trabajo individual y las exposiciones”, explica el director del centro, quien describe al profesorado como “el recurso fundamental del colegio”.

“Padre Piquer tiene una clara vocación transformadora y por ello cuenta con el apoyo de Bankia. Su implicación con la población más cercana, la generación de nuevas oportunidades y la mejora del entorno son tres valores fundamentales que hacen de este modelo educativo un ejemplo exitoso”, señala David Menéndez, director de Responsabilidad Social Corporativa de Bankia.

—————–

TEMAS RELACIONADOS

Favorecer la inclusión de los jóvenes a través del apoyo escolar

Los retos de la FP Dual en España

Recibe nuestro boletín:


TAGS: EDUCACION, EMPLEO, JóVENES