En acción, la huella social de Bankia

Las zapatillas más solidarias

Publicado el 15 de Diciembre de 2017 por Bankia.

Manuel González es sinónimo de esfuerzo, superación y compromiso. Sus zapatillas suman miles  y miles de kilómetros, muchos de ellos solidarios. La lucha contra el cáncer es la causa solidaria que más rápido le hace correr, movilizando sus piernas para combatir esta enfermedad que siente muy cerca por la pérdida de dos grandes amigos.

Escuchar ‘No Surrender’ de Bruce Springsteen antes del pistoletazo de salida le inyecta energía, aunque más fuerza le da correr con compañeros de trabajo, animar en las carreras a aquellos que más les cuesta o compartir asfalto con Abel Antón, Martín Fiz, Juan Antonio Cuadrillero o Sergio Fernández Infestas, a los que admira.

Manuel es solidario con mayúsculas y compatibiliza su trabajo en Bankia con las carreras solidarias y la recaudación de fondos para organizaciones que trabajan con los más vulnerables. A través de esta entrevista comparte sus inicios, los momentos deportivos que recuerda con más cariño y sus actividades solidarias en apoyo a los que más lo necesitan.

"/

Echemos la vista atrás… Háblanos de los comienzos, de ese momento en el que decides ponerte las zapatillas y comenzar a sumar kilómetros.

He practicado atletismo desde que era un niño. Me parece que es una de las formas más bonitas de hacer deporte porque solo se necesitan unas zapatillas y, a veces, ni eso. Creo recordar que Bikila ganó el maratón en los JJOO de Roma corriendo descalzo durante algo más de 2 horas.

Para mí correr es como una metáfora de la vida, ponerse un objetivo, trabajar por conseguirlo, dar lo mejor de uno mismo, superarte cada día, dosificar tus fuerzas para llegar a una meta, aprender de los que lo hacen mejor y apoyar a los que van más despacio, ayudar a un compañero, no rendirse jamás… Afán de superación, esfuerzo, constancia, amor propio y compañerismo.

 

Hay un momento en que esos kilómetros pasan a ser solidarios… ¿Por qué causas solidarias has corrido y por qué sumar kilómetros solidarios en tus zapatillas?

Se siente una gran satisfacción ayudando a los demás haciendo algo que te gusta. Me siento muy orgulloso de haber podido participar en las dos ediciones de Correr con Doble Meta de Bankia. A lo largo de los 3 últimos años he donado a este proyecto 1.217 km repartidos en 75 carreras que han supuesto 26 podios en categoría general y 57 en la categoría de veteranos. En todas ellas he intentado demostrar que, con constancia y afán de superación, se pueden superar todos los retos y, sobre todo, enviar ánimos a las personas a las que está dirigido el programa y decirles que estoy seguro de que ellos también van a alcanzar sus metas.

En el año 2015 tuve el placer de participar con 9 compañeros de Bankia en el proyecto Bankia por Asion, con el que recaudamos dinero para los padres de niños con cáncer. Estas personas viven auténticas historias de superación, teniendo en ocasiones que abandonar sus trabajos para desplazarse a las ciudades en las que sus hijos reciben tratamiento.

La lucha contra el cáncer es una causa que me motiva especialmente. Hace apenas unos meses que nos dejó por culpa de esta enfermedad nuestra compañera y grandísima amiga Ana Palicio, una pérdida realmente irreparable. Hace unos años también se fue otro gran amigo, Javier Sánchez Baños. ¿Quién no ha perdido algún ser cercano por culpa de esta terrible enfermedad?

 

Tu solidaridad va más allá de las carreras… También tocas la guitarra para apoyar causas solidarias…

Sí, la música es otra de mis grandes pasiones. Aprendí a tocar la guitarra de forma autodidacta y lo hago bastante mal, pero me gusta mucho hacerlo.

Hace cosa de un año pensé que podía estar bien dar pequeños “conciertos” en clínicas de personas con discapacidades (principalmente problemas psíquicos) y me ofrecí en varios sitios. He actuado varias veces y la verdad es que es algo que me llena mucho porque se trata de personas muy buenas y agradecidas.

Es emocionante comprobar la estimulación que produce la música en estas personas y su efecto terapéutico. Durante los “conciertos” he podido observar y disfrutar de su capacidad de atención, su expresividad y su creatividad. Resulta curioso porque normalmente empiezo cantando yo sólo las canciones de siempre “El sitio de mi recreo”, “El límite”, “La flaca”, “Jardín de Rosas”… y, al final, podemos acabar cantando todos juntos alguna canción de Manolo Escobar, Rosario, Julio Iglesias o Guns’n Roses, o  incluso los Pajaritos de María Jesús."/

Tu esfuerzo y dedicación son inspiración y admiración para otras personas… ¿Quién te da a ti esa fuerza durante la carrera y dónde pones tu admiración?

Yo no creo que haga nada admirable. Mi fuerza la obtengo de todas las personas que me quieren o me han querido, de una mujer que es tan hermosa como una encina centenaria, de dos niñas preciosas, de mis padres que son formidables, de mis hermanos Maena, Iñaco y Rafa, de mi tía que es la presidenta del club de fans, de mis amigos, de mis compañeros de la Dirección Corporativa de Auditoría Interna de Bankia.

En cuanto a mi admiración, he coincidido en carreras con muchos atletas a los que admiro: Abel Antón, Martín Fiz, Juan Carlos de la Ossa, Reyes Estévez, Fabián Roncero, Jesús España, Chema Martínez, etc. Como maratoniano siento mucha admiración por Abel Antón. Ha sido 2 veces campeón del mundo y ha ganado pruebas muy importantes como la maratón de Londres. Los vídeos de sus victorias en los mundiales de Atenas y Sevilla y el final en el maratón de Londres, con una remontada espectacular en los últimos kilómetros, me han servido de motivación para mis carreras.

 

Para terminar… Cuéntanos una anécdota y ‘manía’ qué tengas como corredor.

En el campeonato de España de maratón aparecí mucho tiempo en la retransmisión de televisión en directo. Cuando volví al coche tenía muchísimos mensajes en el móvil. Me hizo mucha ilusión porque había personas que sin ser aficionadas al atletismo habían aguantado más de 2 horas viendo la carrera.

Otra anécdota es que el año pasado el Ayuntamiento de Pozuelo seleccionó una foto en la que aparecía para promocionar su carrera popular y la pusieron en las marquesinas de los autobuses y en los periódicos. Recibí muchas fotos de amigos junto al cartel. Mi padre me reconoció viendo el anuncio en un periódico.

En 2015 una agencia de publicidad me seleccionó a través de mi equipo de atletismo para hacer el casting para protagonizar el anuncio de una conocida entidad financiera… que casualmente resultó ser Bankia, aunque al final no me seleccionaron.

En cuanto a manías tengo muchísimas. Por ejemplo, lo último que hago antes de correr un maratón es escuchar en el coche “No Surrender” de Bruce Springsteen  y cuando entro en la meta siempre me hago una cruz con la mano sobre el dorsal.

Recibe nuestro boletín:


TAGS: SOLIDARIDAD, VOLUNTARIADO