En acción, la huella social de Bankia

La lluvia ácida, la gran amenaza de monumentos históricos

Publicado el 28 de Diciembre de 2018 por Bankia.

Cuando el emperador indio Shah Jahan conoció a la joven Arjumad en un bazar, cayó rendido a sus pies. Cierto es que había tenido varias esposas, pero ninguna era como ella. El amor que le profesaba era tal que cuando Arjumad -conocida como Mumtaz Majal tras el matrimonio-, murió en el parto de su decimocuarto hijo, el emperador no volvió a ser el mismo.

Echaba tanto de menos a Mumtaz que le construyó un mausoleo al que bautizó como Taj Majal, una joya arquitectónica que forma parte de las siete maravillas del mundo y que hoy se ve amenazada por la lluvia ácida.

Este fenómeno se produce cuando el ácido sulfúrico y nítrico, consecuencia de las elevadas emisiones contaminantes principalmente provenientes de la quema de combustibles fósiles, las fábricas y los automóviles, entra en contacto con la humedad de la atmósfera y cae en forma de precipitaciones, niebla o nieve.

Aunque los ácidos generados son principalmente producidos por la actividad humana, también se generan de forma natural, por ejemplo, con las erupciones volcánicas o la descomposición de la capa vegetal.

Daños sobre el metal y la piedra caliza

Son numerosos los daños que la lluvia ácida produce en el medioambiente. Principalmente, en la flora y fauna y en las superficies cubiertas por agua.

Además, los ácidos también tienen una influencia directa sobre las construcciones metálicas dañando edificios, puentes y sobre todo la piedra caliza, afectando a obras históricas, estatuas o esculturas.

La Acrópolis de Atenas, los moáis legendarios de la Isla de Pascua o la catedral de Burgos son solo algunas de las construcciones históricas que, al igual que el Taj Mahal, están amenazadas por la lluvia ácida.

¿Cómo combatir la lluvia ácida?

Hacer frente a este fenómeno es posible. Reducir las emisiones contaminantes es la única forma de combatir la lluvia ácida. Energías renovables, disminución del uso de combustibles fósiles o apostar por el transporte ecológico son solo algunas de las medidas a implementar.

Desde el Clúster por el Cambio Climático, del que Bankia forma parte, se trabaja para poner en marcha iniciativas que contribuyan a la sostenibilidad de las ciudades desde cinco áreas principales: movilidad sostenible, eficiencia energética y fomento de las energías renovables, desarrollo de infraestructuras y conexiones inteligentes e impulso de hábitos de vida sostenibles y saludables.

—————–

TEMAS RELACIONADOS

El objetivo de Boyan Slat: limpiar todo el plástico del océano

Basuraleza: cuando la basura forma parte de la naturaleza

Empresas ecológicas: chaquetas con posos de café o lápices ‘plantables’

Recibe nuestro boletín:


TAGS: MEDIOAMBIENTE, SOSTENIBILIDAD