En acción, la huella social de Bankia

Mayores conectados para superar el aislamiento y la brecha digital

  • Compartir

En días de coronavirus, tabletas y smartphones facilitan el contacto virtual de muchas personas mayores con sus seres queridos.

Bankia en·accion Publicado el 5 de Junio de 2020

La crisis desatada por el coronavirus ha espoleado la transición hacia una sociedad más digitalizada, con hogares ‘hiperconectados’ a Internet y un cambio en la manera de trabajar, vivir y relacionarnos. Para muchos de nuestros mayores, este salto aumenta su aislamiento, ya que al hecho de estar confinados se suma el desconocimiento en el uso de las nuevas tecnologías.

El estado de alarma suspendió temporalmente las visitas a residencias de ancianos y de personas con diversidad funcional. En este momento crítico, en el que se prohibió el contacto físico con sus familiares, las nuevas tecnologías se han abierto paso en estos centros asistenciales para conectar personas en la distancia. Pantallas con las que aliviar, en la medida de lo posible, esa ausencia de cercanía en el confinamiento.

Ahora, superada la fase inicial de reclusión e inmersos en la desescalada, las herramientas digitales continúan allanando el camino hacia los reencuentros presenciales. Para ello, Bankia se ha sumado a la iniciativa solidaria ‘Vernos de nuevo’ de la Fundació per al Foment de la Investigació Sanitària i Biomèdica de la Comunitat Valenciana (FISABIO), donando 22 tabletas a 15 residencias de la tercera edad y centros para personas con discapacidad de varios municipios de Alicante, Valencia y Castellón.

Mujer en residencia de ancianos con tablet

El uso de los dispositivos permite a estas personas interactuar digitalmente con sus allegados mediante chats y videollamadas. De esta forma, “se pueden acercar a sus seres queridos y evitar el aislamiento familiar en una situación tan grave como la que estamos viviendo, permitiendo que sobrelleven con mejor ánimo la cuarentena y la desescalada”, explica José Antonio Manrique, director gerente de FISABIO.

Más allá de conectar personas, la utilización de estas tabletas permite también una aproximación a este entorno tecnológico tan presente en nuestro día a día, de forma que nuestros mayores conozcan y mejoren su utilización y puedan desarrollar, en el tiempo, nuevas habilidades.

Desde el pasado 8 de abril, FISABIO ha entregado un total de 186 tabletas en 90 centros, el 22,5% del total de residencias de la Comunidad Valenciana.

Superar la tecnofobia

La irrupción del virus ha supuesto “un revulsivo que obliga a muchas personas a reinventarse o reciclarse, aprendiendo cosas que antes no conocían, a una velocidad mayor”, señala Adolfo Torres, secretario general de SECOT, la asociación de voluntariado Seniors Españoles para la Cooperación Técnica.

Gente que, si no lo ha hecho antes, por lo general, es por “el temor a lo desconocido, por no haberse podido ‘subir al carro’ de la tecnología durante su vida laboral y que ahora se ven sobrepasados y piensan que no lo pueden controlar, que esta situación les supera”, continúa.

Mujer mayor hablando con teléfono móvil
Hombre hablando con teléfono móvil

Con este punto de partida, Bankia y SECOT han lanzado el proyecto ‘APPrende a usar tu móvil’, una iniciativa con la que fortalecer sus habilidades digitales y convertir la tecnología en un factor de inclusión social.

A través de diferentes talleres online, los voluntarios de la asociación enseñarán a los mayores a familiarizarse con la utilización de los smartphones. “Primero abordamos el manejo del terminal en sí, viendo aspectos como la configuración y ajustes básicos, algunas funcionalidades (añadir contactos a la agenda, el cambio de fondos de pantalla, diferentes tonos de llamada, conexión WiFi, realizar videollamadas, etc.)”, subraya este ingeniero de Minas ya jubilado.

A continuación, “seguimos con algunos consejos de uso y seguridad en caso de pérdida, consumo de datos, para terminar aproximándonos a las diferentes aplicaciones que existen en el mercado, haciendo mucho hincapié en el posible coste de las apps”. Además, la realización de trámites bancarios utilizando sus dispositivos móviles ocupa una parte importante de estas tutorías.

“Confiamos en que estas sesiones ayuden a infundirles confianza, mostrándoles la utilidad cotidiana de estos recursos y la importancia de aprender a desenvolverse en este terreno. Si conseguimos que dejen de lado el miedo a las nuevas tecnologías, con consejos de uso, habremos conseguido nuestro objetivo”, concluye Torres.

A través de su Acción Social, Bankia apoya a organizaciones como SECOT y FISABIO, instituciones que, aún con fines y objetivos muy distintos, se enmarcan en las líneas prioritarias de la entidad de formación y empleo con especial atención a las personas más mayores.

La asociación Seniors Españoles para la Cooperación Técnica está conformada por profesionales cualificados jubilados, prejubilados o en activo que ofrecen sus conocimientos y experiencia en gestión empresarial a quienes lo necesitan.

Por su parte, la Fundación FISABIO es una entidad sin ánimo de lucro de carácter científico y asistencial, cuyo fin primordial es el fomento, impulso y desarrollo de la investigación científico-técnica, sanitaria y biomédica en la Comunidad Valenciana.

TAGS: CORONAVIRUS DONACIóN TECNOLOGíA