En acción, la huella social de Bankia

Movistar Estudiantes: cantera, baloncesto y valores en sus campus de verano

  • Compartir

El equipo vuelve a organizar campamentos para niños, con edades entre los 6 y 18 años

Bankia en·accion Publicado el 6 de Julio de 2020

La cantera y formación entendidas como una filosofía de vida. Así, durante 78 años de historia y 28 años de campus de verano. El Movistar Estudiantes, patrocinado entre otras empresas por Bankia, es una familia, uno de esos clubes donde la formación desde tempranas edades desemboca no solo en éxitos deportivos, sino en un crecimiento como personas.

En este extraño verano de 2020, con esa mezcla de calor y coronavirus, la entidad también celebra sus tradicionales campamentos de verano, enfocados a menores con edades comprendidas entre 6 y 18 años.

“Movistar Estudiantes, en estos campus de verano, trasmite una serie de valores aplicables al deporte y a cualquier ámbito de la vida”, afirma Pablo Borrás, director de los campus de verano del club colegial. Valores que se concentran en forma de cuarteto: “respeto, educación, esfuerzo y compañerismo”, resume Borrás. Directo y conciso. “Siempre nos han interesado aquellos jugadores que cuentan con una buena aptitud; es mejor eso que contar con grandes jugadores que carecen de estos valores”. Otra filosofía de vida, y compatible con acunar a las futuras generaciones.

Estudiantes

Este verano de 2020, todo el estamento del Movistar Estudiantes continuará inculcando su receta de baloncesto, aunque con otros protocolos. La Covid-19 es la causante de algunas novedades en la forma de proceder de los campus de verano. “Hemos conseguido celebrar estos campamentos, aunque con algunos cambios, y siempre cumpliendo con las directrices sanitarias que nos marcan desde el Ministerio de Sanidad (Consumo y Bienestar Social) y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid”, explica Borrás. “Este año, por ejemplo, no tendremos las habituales tardes en la piscina, porque nosotros tampoco considerábamos que pudiéramos garantizar la seguridad de todos los niños”.

En Movistar Estudiantes siempre nos han interesado aquellos jugadores que cuentan con una buena aptitud; es mejor eso que contar con grandes jugadores que carecen de estos valores.

Pablo Borrás, director de los Campus Movistar Estudiantes

Equipos burbuja

Otro de los cambios estará en las visitas de los jugadores del primer equipo de Movistar Estudiantes. Esas charlas pedagógicas ya no serán grupales ni tampoco habrá abrazos, saludos o autógrafos. Ni tampoco esa tradicional foto de grupo. Estas visitas se celebrarán por grupos y con distancia social. Porque en el Movistar Estudiantes, aparte de su filosofía de vida, se hace frente a la Covid-19. “Los niños, y sus respectivos entrenadores, están divididos en burbujas, con el objetivo de que no puedan mezclarse con otros grupos y si hay un contagio sea más sencillo rastrear a todas las personas y niños que han estado en contacto”.

A pesar de la incertidumbre generada por la pandemia, “hay una gran demanda de plazas para apuntarse a nuestros campus. Los niños llevan tres meses sin ejercitarse, y lo necesitan, y algunos padres han visto modificadas sus vacaciones habituales y nos reclaman más semanas de celebración de nuestros campus de verano”, expone Borras con entusiasmo. “Aparte de los valores que comentaba, tenemos sesiones de baloncesto, táctico y físico (en el caso de los más mayores), clases de tiro y después de comer, hacemos otras actividades más tranquilas”.

Este primer campus de verano se celebra en las históricas instalaciones de Magariños. Otro guiño a la historia. “Estas son instalaciones del club y nosotros podemos garantizar que todos tengamos la seguridad necesaria frente a la Covid-19”, afirma Borras, quién reconoce que el campus ‘La Cima del Baloncesto’ (23 ediciones) es difícil que se celebre salvo que se encuentren alternativas a los habituales sitios a los que se acudía en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada (Granada) y se reciba el visto bueno del gobierno andaluz. Sucede lo mismo con la edición de ‘Baloncesto en la Sierra’ (siete ediciones). “Vamos a instalaciones municipales y estamos esperando la respuesta definitiva del Ayuntamiento de Guadarrama”.

Los campus de verano son “intensos y donde se trabaja con la máxima ilusión con los niños” como reconoce Borrás, y en los que se trasmiten valores indispensables en esta vida, se disfruta del baloncesto y se cuida de la cantera del Movistar Estudiantes.

TAGS: DEPORTE JóVENES