En acción, la huella social de Bankia

La OSB, trampolín para músicos como Héctor Marqués

  • Compartir

El Palau de la Música de Valencia, el Auditorio Nacional de Zaragoza, el Palau de la Música Catalana o la Plaza Mayor de Madrid han sido algunos de los escenarios de los muchos recitales ofrecidos por la Orquesta Sinfónica de Bankia (OSB), una cantera de talento musical nacida en 2015 y presentada en sociedad en febrero de 2018.

Bankia en·accion Publicado el 14 de Agosto de 2018

Héctor Marqués lleva la música en las venas. Nacido en el seno de una familia aficionada al arte de las musas, recuerda con cariño cómo repasaba las lecciones de solfeo con su abuelo.

Fiel a la banda de su pueblo, Guadassuar, en la Comunidad Valencia, toca con ellos siempre que puede a pesar de que recientemente ha sido nombrado timbal solista de la Orquesta Sinfónica de Euskadi. Esta incorporación a la orquesta profesional ha sido “un sueño cumplido” para él.

Recordamos con Marqués su trayectoria y su paso por la Orquesta Sinfónica de Bankia que supuso el salto a las orquestas profesionales.

 

Háblanos de tus inicios… ¿Cómo comienza tu pasión por la música?

Nací en un pueblo y en una familia con mucha afición por la música. Desde mis abuelos hasta mis primos más pequeños, creo que todos, o casi todos, hemos aprendido a tocar algún instrumento. Todavía recuerdo cuando mi abuelo y mi prima mayor nos repasaban las lecciones de solfeo a mi hermano y a mí con tan solo 5 y 6 años. Desde bien pequeños ya nuestros padres nos llevaban a ver todo tipo de conciertos y siempre me llamó mucho la atención la familia de la percusión.

“Mi debut en una orquesta profesional fue con la Orquesta de Valencia”.

Y entonces surge la primera oportunidad en una orquesta o agrupación…

Como he comentado anteriormente, nací en un pueblo con mucha afición por la música. Mi primera agrupación, y a la que todavía sigo muy ligado, es la Banda Unió Musical Santa Cecília de Guadassuar. Empecé mis estudios ahí y sigo tocando con ellos siempre que puedo. Son una gran familia a la que tengo mucho cariño.

Mi debut en una orquesta profesional fue con la Orquesta de Valencia, justo cuando finalicé mis estudios de grado medio. Esta oportunidad llegó gracias a mi profesor Luis Osca, solista de percusión de la misma. Tocar música de Ottorino Respighi y la Trilogía Romana es una experiencia que siempre llevaré guardada en mi memoria.

Has tenido la oportunidad de formar parte de Orquestas nacionales e internacionales… Háblanos de ese recorrido y del aprendizaje.

Sí, por suerte, han sido muchas las orquestas tanto jóvenes como profesionales de las que he podido formar parte durante mi carrera musical. Tengo muy buenos recuerdos de mi paso por todas ellas, desde la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE), donde empecé mis andadas con las orquestas jóvenes, hasta la Bochumer Symphoniker, donde realicé mis prácticas en Alemania.

Es increíble cómo el poder de la música puede unir a tantas personas sin necesidad de mediar palabra, y es que para mí, el lenguaje de la música siempre será un elemento esencial en mi vida. Siempre recordaré mi primer ensayo con la Gustav Mahler Jugendorchester, 110 jóvenes de todas partes de Europa en un mismo escenario tocando la Quinta Sinfonía de Shostakovich. Pudimos sentir y crear una atmósfera que nos unió desde el primer minuto sin prácticamente conocernos. Fue una experiencia única.

“El lenguaje de la música siempre será un elemento esencial en mi vida”.

Y entre las agrupaciones de las que has formado parte, ha estado la Orquesta Sinfónica de Bankia…

Uno de los momentos más difíciles en nuestras carreras como músicos clásicos en la actualidad es sin duda el paso del modo estudiante al modo profesional.

Por desgracia no son muchas las plazas que se ofertan hoy en día en orquestas profesionales y hay mucha competencia preparada a un gran nivel. Personalmente me gustaría agradecer a la Orquesta Sinfónica de Bankia por darnos la oportunidad y el apoyo para seguir creciendo durante este período de tiempo tan complicado hacia el salto profesional, tanto a nivel musical como económico para poder seguir estudiando, viajando y haciendo audiciones. Estoy muy agradecido porque nos regalan experiencias en muchos escenarios y auditorios a nivel nacional y nos permite crear nuevas amistades y bonitos reencuentros con viejos amigos.

Recientemente has sido escogido como nuevo timbal solista de la Orquesta Sinfónica de Euskadi. ¿Qué supone para ti?

Cuando llevas toda una vida de dedicación a una cosa en concreto, no hay mayor recompensa que llegar al objetivo, y para mí, conseguir plaza de solista en una orquesta en la que me siento como en casa y que a día de hoy ves cómo se esfuerza por seguir creciendo a nivel musical y artístico, es algo muy gratificante. Me atrevería a decir que ha sido el mayor logro en mi vida hasta la fecha.

¿Qué le dirías a los jóvenes con talento amantes de la música que buscan su hueco en una Orquesta nacional o internacional?

Que no desesperen, que al final, con esfuerzo y dedicación, todo llega y que no hay mayor satisfacción que sentirse realizado haciendo lo que a uno verdaderamente le gusta en la vida.

—————–

TEMAS RELACIONADOS

Jóvenes músicos buscan una oportunidad en la Orquesta Sinfónica de Bankia

La Orquesta Sinfónica de Bankia, una cantera de talento musical

TAGS: JóVENES MúSICA OSB