En acción, la huella social de Bankia

Pilota para dummies

Publicado el 16 de Marzo de 2018 por Bankia.

València. Calle Pintor Sorolla, número 8. Sede Corporativa de Bankia. Si cruzas el paso de peatones que está a la derecha y te diriges recto por el carrer de la Universitat llegas en 400 metros a la Plaça de Sant Vicent. Junto a ella, la Diputació y en perpendicular, el carrer Trinquet de Cavallers: el posible kilómetro cero de la pilota valenciana. Jaume I y sus caballeros llegaron esa misma calle hace 780 años. Y con ellos, entre otras muchas cosas, el joc de la pilota.

Pero el juego de pelota a mano no fue creación de los nobles de la Corona de Aragón.  Ellos lo heredaron, según los historiadores, de la cultura greco-latina al igual que en otros territorios de Francia, Bélgica, Holanda, Italia, Colombia, Reino Unido o Estados Unidos donde se denomina “Jeu de Paume”, “Kaatsen”, “Palapugno”, “Chazas” o “Handball”.

La auténtica fiebre de la pilota

Volvemos a València. Desde Jaume I la pelota tuvo en sus calles y su territorio una difusión fenomenal. En el siglo XVI, durante el siglo de oro de la capital del Túria, hubo hasta 13 trinquets. Siglos más tarde, a finales del XIX, hubo una auténtica fiebre por la pilota con desafíos que todavía se recuerdan. Y hoy, superando enormes dificultades, el deporte de los valencianos está más vivo que nunca.

En 2018 cuenta con cerca de 2.000 federados, 15.000 niños practicándolo en 385 centros escolares, 120 clubs activos y 980 equipos que participan en competiciones oficiales. Además, la mujer se está incorporando decididamente a la práctica, a la gestión y a la grada.

Por todo esto, la pelota valenciana trasciende el hecho deportivo para ser un eje vertebrador de la sociedad valenciana que aglutina historia, tradición e identidad. Por todo esto, Bankia continúa trabajando por la pilota y patrocina los dos grandes torneos profesionales: la “Lliga Professional d’Escala i Corda i Raspall” y el “Campionat Individual Trofeu President de la Generalitat Valenciana”. Desde este año además impulsa la “Lliga d’Elit de Raspall Femení” y el “Campionat Individual d’Elit de Raspall Femení”.

Tips básicos para dejar de ser un dummie de la pilota:

-La pilota valenciana contiene distintas modalidades: escala i corda, raspall, llargues, galotxa, frontón valenciano y así hasta casi 20. La escala i corda es la modalidad reina por ser la más compleja y espectacular. Los neófitos suelen decir que es como el tenis porque se trata de pasar la pelota por encima de una red en una cancha de juego denominada trinquet. Pero ¡atentos! el tenis surge cuando la realeza francesa en la edad media decidió utilizar una pala en el “Jeu de Paume” para no lastimarse sus “reales” manos.

-La pelota con la que se juega es de vaqueta. Una obra de artesanía que encierra magia.

-El trinquet es la instalación donde se disputan las competiciones, aunque muchas modalidades se pueden jugar en la propia calle. Un dato curioso: el trinquet de Pelayo – junto a la estación del Norte – es la “catedral de la pilota”. Se creó en 1868 y es – hoy por hoy – el recinto deportivo abierto más antiguo de Europa.

-La modalidad de frontón valenciano y la pelota vasca “a mano” son básicamente el mismo juego. Solo cambia la longitud del frontón y el peso de la pelota: 105 gramos la vasca por 55 la valenciana. Por cierto, son habituales los enfrentamientos amistosos vasco-valencianos donde se comparte pasión por la “cultura de la pelota”.

-La pilota es un juego de caballeros. Los jugadores contrincantes se cambian antes y después de la partida en el mismo vestuario y hay un absoluto respeto al home bo, el juez.

-La influencia de la pilota valenciana en la cultura popular es tan notable que está reconocida y protegida como Bien de Interés Cultural. Si visitas la sede Bankia de Valencia o Castellón no pierdas la oportunidad de contemplar con detalle las obras escultóricas del artista Manuel Boix. Explica este legado de siete siglos, de generación a generación, de valenciano a valenciano, en una sola pieza, por eso es ARTE.

-¡Ah! La transferencia de palabras y locuciones de la pilota al vocabulario valenciano es numerosísima. Cuando estés en una reunión de trabajo y antes del comienzo de dicha reunión haya los típicos murmullos, puedes sustituir el “¿Empezamos?”, por el grito que lanza el trinqueter para anunciar el inicio de la partida: “¡Va de bo!”. En ese preciso momento serás ya todo un master de la pilota.

Texto y fotos de Guillermo Sanahuja

—————–

TEMAS RELACIONADOS

La Orquesta Sinfónica de Bankia, una cantera de talento musical

Notas musicales conservadas por el tiempo

En la Comunidad Valenciana, la música se escucha y se toca

Recibe nuestro boletín:


TAGS: BANKIA, CULTURA, DESARROLLO LOCAL