En acción, la huella social de Bankia

Era poscovid: el 70% de las ONG prevé una reducción de sus donaciones

  • Compartir

La crisis sanitaria ha llevado a las entidades a redirigir sus acciones para cubrir necesidades básicas

Bankia en·accion Publicado el 19 de Junio de 2020

La emergencia sanitaria de la COVID-19 ha tenido fuertes repercusiones en todos los ámbitos. Durante estos meses han sido muchas las iniciativas privadas que han surgido para apoyar a las personas más vulnerables, pero sin lugar a dudas, han sido las entidades sin ánimo de lucro las que han tenido y tienen un papel protagonista.

A principios de la pandemia, el director general de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), Miguel Fernández, era claro en su mensaje: “Estamos ante una situación sin precedentes para los bancos de alimentos, que afecta a la sociedad en su conjunto, pero que tiene una incidencia aún mayor entre la población con menos recursos. Hemos tenido que suspender todas las operaciones presenciales de recogida de alimentos y se han dejado de recibir otras donaciones tradicionales”.

Desde FESBAL y a través de la campaña ‘Ayúdanos a combatir el COVID-19’ han ayudado a más de 10 millones de personas.

Incremento de ayuda

Cáritas y Cruz Roja, dos de las entidades sociales por excelencia de nuestro país, han visto cómo las peticiones de ayuda se han disparado durante la pandemia.

Cáritas Diocesana de Madrid ha visto triplicada sus solicitudes desde que arrancó la COVID-19. De las solicitudes recibidas, el 40% proviene de personas que nunca habían recurrido a Cáritas, siendo el 85% de las peticiones para cubrir necesidades básicas como alimentación, gastos de vivienda y medicamentos.

Si bien las ONG han recibido una avalancha de peticiones, lo cierto es que durante la crisis sanitaria han visto como sus ingresos se reducían y era necesario reorientar los fondos para cubrir estas peticiones básicas.

Según recoge el informe presentado por la Asociación Española de Fundraising (AEFr) ‘Impacto COVID-19 en entidades no lucrativas’, el 70% de estas entidades en España prevé que sus ingresos se reduzcan tras la crisis originada por el coronavirus.

El informe, en el que también ha participado la Fundación Lealtad, advierte de que el 33% de las entidades ha incrementado el número de beneficiarios y, por tanto, los gastos de su actividad.

“El fundraising como fuente de financiación ha permitido que un 72% de las organizaciones contara con un fondo de reserva para afrontar los próximos meses de confinamiento, aunque la financiación queda condicionada por la situación socioeconómica de cada momento”, señalan desde la AEFr.

El apoyo por medio de donaciones privadas y el aumento de socios son dos de las fuentes de financiación que permitirán a las ONG continuar con su actividad apoyando a aquellos que más lo necesitan y que más se han visto afectados por la pandemia.

Ante la emergencia de la crisis de la COVID-19, Bankia adelantó medio millón de euros en ayudas, a través del programa ‘Red Solidaria’, a un total de 250 ONG de todas las comunidades autónomas gracias al cumplimiento de objetivos de negocio de los empleados del banco durante el pasado año.

‘Red Solidaria’ es un proyecto que reconoce el cumplimiento de objetivos de negocio de los profesionales de Bankia, transformándolos en ayudas a proyectos sociales seleccionados por ellos mismos.

Además, la entidad financiera ha apoyado con 25.000 euros a Cruz Roja Española y la misma cantidad a Cáritas en el marco de la iniciativa #CampañaBankiaCoronavirus que ha apoyado a personas y colectivos vulnerables que se han visto afectados por la COVID-19.

TAGS: ONG