En acción, la huella social de Bankia

¿Pueden convivir las rebajas y el consumo responsable?

  • Compartir

Los grandes descuentos y promociones de estas fechas no deberían apartarnos de una compra crítica y razonada.

Bankia en·accion Publicado el 10 de Enero de 2020

Las rebajas de invierno ya están aquí. Este tiempo de descuentos, en el que es fácil dejarse llevar por el impulso consumidor, también puede ser un buen momento para practicar un consumo responsable.

En este punto, administraciones públicas y organizaciones de consumidores y usuarios nos recuerdan la necesidad de afrontarlas de manera responsable, con juicio y buen criterio, tratando de aprovechar verdaderamente las ofertas y sorteando los gastos innecesarios que puedan dañar las finanzas personales.

Una actitud responsable ante las rebajas

Es posible sacar provecho de los descuentos, promociones y oportunidades que ofrecen los comercios en estas fechas sin renunciar a consumir de forma responsable y manteniendo una actitud sostenible.

Estos son algunas acciones a tener en cuenta para practicar un consumo comprometido -no solo en periodo de rebajas-, respetando los derechos humanos y el medioambiente:

  • En primer lugar, evita la inercia consumista y huye del impulso irreflexivo desarrollando conductas que te acerquen a un consumo razonado. Para ello, sin tener que recurrir a la abstinencia absoluta, podrás limitar las compras a aquello que es realmente útil y necesario. El verdadero ahorro no significa acumular artículos cuyos precios se han reducido sensiblemente, sino en desembolsar lo mínimo posible para satisfacer necesidades reales.
  • Una vez que hayas reflexionado -y distinguido- sobre tus deseos y necesidades, será gran utilidad planificar las compras, confeccionando una lista y fijando un presupuesto con la cantidad máxima a gastar.
  • A continuación, aplicando una serie de principios éticos, sociales y/o ecológicos a tus decisiones de compra podrás buscar opciones alternativas (moda sostenible, slow fashion, productos de segunda mano, orgánicos y de comercio justo, etc.) y decantarte por bienes fabricados, suministrados y comercializados por empresas socialmente responsables que eviten promover la discriminación, la desigualdad y la pobreza, la contaminación…
  • En línea con este punto, los consumidores responsables e informados acostumbran a analizar precios y ofertas para adquirir los productos que requieren y en las condiciones deseables: el etiquetado es clave para saber dónde y cómo se ha manufacturado un producto.
  • Por último, además de reducir el consumo y optar por comprar tan solo aquello que es preciso, siempre podrás recurrir a prácticas como el intercambio o el trueque, la reutilización y las reparaciones, fomentando, de este modo, la economía circular y la solidaridad.

La aplicación de estas y otras pautas ayudará a hacer compatibles las rebajas y el consumo responsable, contribuyendo, al mismo tiempo, a reducir los impactos sociales y medioambientales de la producción y a promover un cambio social en torno a nuestros patrones de consumo.

TAGS: AHORRO SOSTENIBILIDAD