En acción, la huella social de Bankia

Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, nuevo Patrimonio Mundial de la Unesco

  • Compartir

La candidatura obtiene el respaldo unánime de los 2.500 delegados de 195 países

Bankia en·accion Publicado el 2 de Agosto de 2019

El total de las 1.500 cuevas de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria han sido declaradas Patrimonio Mundial de la Unesco. El yacimiento arqueológico prehistórico ha contado con el respaldo de los 2.500 delegados de 195 países que apoyaron la candidatura y valoraron así el extraordinario legado de los aborígenes de Gran Canaria y el excelente trabajo realizado en la candidatura.

El yacimiento arqueológico prehispánico de Risco Caído y las Montañas Sagradas incluye templos, santuarios astronómicos, graneros fortificados, rutas de trashumancia, necrópolis, estanques-cueva, pinturas e inscripciones rupestres y asentamientos trogloditas verticales.

El yacimiento arqueológico prehispánico canario cuenta con más de 1.500 cuevas repartidas en una superficie de 18.000 hectáreas

La cordillera de roca volcánica, formada por más de 1.500 cuevas, tiene una superficie de 18.000 hectáreas en la Caldera de Tejeda que comprende los municipios de Tejeda, Artenara, Gáldar y Agaete.

Conjunto singular

Risco Caído está formado por las 21 cuevas más impresionantes del espacio. El conjunto de cuatro metros de altura y una planta circular, destaca por la claraboya rectangular que deja ver los grabados de triángulos púbicos, símbolo de fertilidad, de una de las paredes de la cámara principal.

“El espacio permitirá consolidar la alianza entre el pasado y el futuro, aportando conocimiento, ciencia, creatividad y economías de calidad. Un paisaje de todos, que seguirá siendo sagrado en los tiempos modernos, como lugar de reflexión, y que trata de ser modélico en relación a las aspiraciones de la Unesco en todos los aspectos relativos al desarrollo sostenible”, señalaba el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales Méndez.

Fotos: Cabildo de Gran Canaria.

TAGS: ARQUEOLOGíA SOSTENIBILIDAD