En acción, la huella social de Bankia

Un teléfono para luchar contra la soledad no deseada

  • Compartir

Grandes Amigos sustituye el acompañamiento presencial de personas mayores por la compañía telefónica y a distancia.

Bankia en·accion Publicado el 27 de Marzo de 2020

Una situación sanitaria desconocida y el confinamiento preventivo están obligando a muchas ONG a reinventarse, a readaptar sus actividades y cambiar el modo en el que desarrollan su labor asistencial.

Este es el caso de Grandes Amigos, entidad especializada en el acompañamiento afectivo a personas mayores, uno de los principales grupos de riesgo ante la expansión del coronavirus. Ahora, cumpliendo con el preceptivo distanciamiento social, la asociación reemplaza la compañía presencial por el contacto telefónico y a través de otros medios telemáticos. De este modo, aun en la separación física pueden seguir muy cerca de toda la gente que los necesita.

Combatir el virus del aislamiento

En España, según el padrón del INE, residen más de nueve millones de personas con 65 años de edad o más, una cifra que representa el 19,3% del total de la población. De ellas, cerca de dos millones viven solas, en hogares unipersonales. Para miles de ancianos, la soledad afecta a su estabilidad psicológica y emocional.

La evolución de la emergencia sanitaria les ha puesto en el foco. Para evitar que se pierda el contacto y acortar ese distanciamiento, Grandes Amigos ha puesto en marcha una campaña centrada en la comunicación telefónica. “No queremos dejar de lado a todas aquellas personas que se puedan sentir solas durante este confinamiento”, señala José Ángel Palacios, portavoz de la asociación.

“Este escenario tan excepcional restringe, por lo general, sus relaciones sociales, aislándoles más si cabe”, apunta. “Es fundamental que ante esta coyuntura temporal, sigamos manteniendo la relación, que los voluntarios no dejen de compartir su tiempo con los mayores”.

Una labor que continúa activa, sustituyendo la presencia física en domicilios y residencias por un acompañamiento en la distancia, con el teléfono como principal aliado “para continuar fortaleciendo la salud emocional de aquellos que lo requieran”, afirma Palacios.

Un cambio de modelo

El avance del Covid-19 lo transforma todo. “En los últimos días trabajamos en un plan más estructural y estratégico, para que toda nuestra actividad se oriente a lo telefónico, a la cercanía en la distancia, con el objetivo final de que las personas mayores se sigan encontrando acompañadas y arropadas”, explica el coordinador de Comunicación de la asociación.

“Todos los participantes en nuestros programas de voluntariado han incorporado a su día a día las distintas modalidades de soporte afectivo telemático que tenemos a nuestro alcance: teléfono, WhatsApp, Skype…”, apunta Palacios. “Incluso estamos recuperando la tradición de escribir y enviar cartas”.

En esta iniciativa, Grandes Amigos prioriza aquellos mayores en una situación de soledad más acusada y sin red de apoyo familiar o vecinal, identificando a las personas más vulnerables y que ya antes de la crisis apenas salían de casa por motivos de salud o problemas de movilidad.

Esta detección, remarca el responsable, va acompañada de un refuerzo del seguimiento y del apoyo telefónico por parte de los equipos de voluntarios, “que están pendientes para que no les falte de nada, observando cualquier necesidad afectiva, inquietud o sentir, sobre todo ahora que pueden verse más sensibles y delicados”.

Además, “seguimos colaborando con otras entidades que trabajan con mayores, con los distintos agentes sociales y las Administraciones Públicas para ofrecer una mejor respuesta ante esta situación”.

Respuesta modélica

Hasta la fecha, observa Palacios, “nuestro sistema de voluntariado iba muy encaminado a las actividades en grupo. El acompañamiento individual se ‘regaba’ de ocio colectivo: meriendas en el barrio, salidas culturales, etc., de manera que así se ampliaba la red social de los mayores, algo fundamental y que ahora hemos tenido que aplazar”.

Sin embargo, lejos de suponer un contratiempo, el cambio de metodología está teniendo muy buena aceptación por parte de todos los implicados. “La respuesta es fabulosa, tanto de la persona mayor como del voluntario. Todos lo agradecen, conscientes de que la salud es lo primero”, señala. “Han entendido a la perfección el conjunto de medidas de prevención adoptadas (dejar de verse en persona, mantener la distancia social, etc.) y se están aclimatando bien”, remarca Palacios.

“Es más, muchos de los mayores nos enseñan a relativizar esta situación, a ponerla en perspectiva y a no dramatizar. Se trata de gente que, en muchos casos, lleva tiempo sin salir de casa, o salen poco, con lo cual esta coyuntura no les resulta novedosa”, continúa. “Estas personas nos transmiten cómo con los años, con la trayectoria vital, se aprende a restarle importancia a muchas cosas, invitándonos ellos mismos a que nos veamos cuando todo esto pase”.

Campaña de donativos

Poner en marcha y gestionar todo este dispositivo no es tarea fácil. Llamar por teléfono a todas las personas que se sienten solas, acercarles la compra a sus casas, ir a buscar sus medicamentos, etc. “requiere un esfuerzo todavía mayor”, explica Palacios.

Un gran reto que ahora se amplifica. “Nos encontramos en una situación de emergencia. Nuestro equipo, formado por una veintena de profesionales, coordina y apoya a más de 2.000 personas en toda España, entre mayores y voluntarios. Con una cifra creciente y unos recursos finitos, tenemos que buscar apoyos y fondos”, remarca el portavoz.

“Hemos puesto en marcha una campaña de donativos para que la gente, en este momento tan crucial, tan extraordinario, colabore aportando lo que buenamente pueda. Esto es, precisamente, lo que nos va a permitir llegar a más mayores y abarcar a más personas que necesitan sentirse acompañadas”, concluye Palacios.

Si quieres conocer más detalles sobre la iniciativa de Grandes Amigos puedes consultar su campaña en la página web Grandesamigos.org y en sus redes sociales:

TAGS: ACCIóN SOCIAL CORONAVIRUS ONG VOLUNTARIADO