En acción, la huella social de Bankia

Trisquel, la revista “ventana” para los presos en Monterroso

Publicado el 12 de Julio de 2018 por Bankia.

Tres voluntarias presentan la iniciativa a través de la convocatoria Historias en Red de Bankia y la Fundación Lo Que De Verdad Importa.

 

Ramón (nombre ficticio) se encuentra en la prisión de Monterroso (Lugo). Desde allí escribe con ilusión una carta a su madre. Una carta muy especial que, lejos de acabar en el buzón de correos, se plasmará en la revista para internos que la institución penitenciaria ha recuperado gracias a la implicación de Jennifer, Sara, Laura y la asociación Aliad Ultreia.

Estas tres voluntarias y trabajadoras sociales, que tenían experiencia en talleres de género y teatro para la gestión emocional dentro de prisiones, decidieron recuperar la revista por su alto valor positivo en el proceso terapéutico de los reclusos.

Unos 25 presos están implicados en el proyecto

Así, presentaron a través de la convocatoria de Historias en Red de Bankia y la Fundación Lo Que De Verdad Importa, el proyecto de recuperación de la revista. A través de Historias en Red, se apoya la implicación de los jóvenes en ideas solidarias promoviendo así el voluntariado juvenil y apoyando el trabajo de ONG y asociaciones.

Abrir las prisiones

Como si del comité editorial de un periódico se tratase, los aproximadamente 25 presos implicados en el proyecto han decidido el nombre de la revista, el sumario y las temáticas. Así, la publicación contiene cartas, letras de canciones, recomendaciones de libros y dibujos de los reclusos, entre otros contenidos.

“La revista ayudará a crear redes entre diferentes realidades, siendo un modo de que la gente se acerque al día a día de los internos en un centro penitenciario”, explica Jennifer.

El nombre escogido para la publicación ha sido el de Trisquel en honor al símbolo de la cultura celta que representa la evolución, el equilibrio y el aprendizaje. “La revista implica la oportunidad de comunicación en una situación de comunicación limitada”, señala la voluntaria.

Ejercicio terapéutico

Aunque los contenidos de la revista son elaborados principalmente por los propios internos, la participación está abierta al personal penitenciario y la sociedad en general.

La revista ayudará a crear redes entre diferentes realidades

“El propio ejercicio de escribir es terapéutico y por tanto muy potente. A través de estos contenidos expresan lo que sienten, toman conciencia sobre su vida y la comparten”, señala María Barba Núñez, educadora social y coordinadora de voluntariado de Aliad Ultreia.

Llevar la voz de las personas reclusas fuera de la prisión para reducir el estigma de la población reclusa es fundamental. Por ello, desde 1984 la asociación trabaja en distintos programas para acompañar a los internos en su reinserción social e informar a la sociedad de la gravedad del problema de las drogodependencias.

—————–

TEMAS RELACIONADOS

Segundas oportunidades en libertad

Ideas solidarias que transforman el entorno

Porque juntos somos más ‘Stronger’

Recibe nuestro boletín:


TAGS: HISTORIAS EN RED, SOLIDARIDAD, VOLUNTARIADO