En acción, la huella social de Bankia

‘Turismo para todas y todos’, una apuesta formativa por la inclusión

  • Compartir

El CIPFP Valle de Elda imparte un programa educativo para mejorar la cualificación y empleabilidad en el ámbito del turismo inclusivo para personas con discapacidad

Bankia en·accion Publicado el 3 de Diciembre de 2019

El turismo aportó 178.000 millones de euros a la economía española en 2018, lo que equivale al 14,6% del PIB, según los datos del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC). Contar con profesionales cualificados en este entorno representa una ventaja competitiva para España y en el Centro Integrado Público de Formación Profesional (CIPFP) Valle de Elda, en Alicante, bien lo saben.

Por ello, hace un año pusieron en marcha el programa ‘Turismo para todas y todos: un proyecto de turismo interior inclusivo’ con el que pretenden potenciar la cualificación de los futuros profesionales del sector, poniendo el foco en la especialización en turismo inclusivo y accesible.

El fin último del proyecto es “generar empleabilidad en un mercado laboral que necesita personal cualificado y con una mirada inclusiva”, según explica Mila Cuartero, profesora del centro.

Para conseguir este objetivo, se utilizarán herramientas como la investigación en esta modalidad de enseñanza y la innovación en la especialización del alumnado de hostelería, turismo y servicios socioculturales a la comunidad. También se ‘diluirán’ los muros en materia de competencia profesional y la falta de atención y servicio adecuado al cliente en la esfera del turismo inclusivo.

“El enfoque de este proyecto persigue la formalización de redes estables de colaboración entre centros y empresas que favorezcan el impulso de proyectos de innovación tecnológica, metodológica y formativa, la actualización de las competencias profesionales, la cultura del emprendimiento y la formación permanente del profesorado”, añade.

El CIPFP Valle de Elda es uno de los 44 centros nacionales seleccionados en la convocatoria Ayudas Dualiza 2019 promovida por la Fundación Bankia por la Formación Dual y la Asociación de Centros de Formación Profesional (FPEmpresa).

En líneas generales, afirma Mila Cuartero, los objetivos específicos de esta acción de FP, adaptada a las nuevas demandas laborales, pasan por conseguir que el alumnado:

  • Mejore su empleabilidad y competitividad, dotándoles de información, conocimientos y habilidades para conocer en profundidad las necesidades de las personas con capacidades diferentes y desarrollar las habilidades adecuadas para ofrecer una atención y un servicio adecuado.
  • Aprenda el uso de utilidades para desarrollar una oferta de productos y servicios turísticos enfocados a la inclusividad, la accesibilidad, la diversidad y la excelencia.
  • Elabore materiales y unidades de trabajo relacionadas con la puesta en valor del patrimonio, la atención a personas con dependencia y la promoción turística en el interior.
  • Conozca una serie de herramientas TIC para compartir información, realizar trabajos colaborativos y organizar los datos que proporciona Internet para hacer un uso eficaz y productivo de webs y apps.
  • Utilice equipos y dispositivos que, de otra forma, no tendría a su alcance (tabletas con aplicaciones específicas, audioguías, equipos de inducción magnética para sordos, etc.).
  • Esté al tanto de la realidad del mundo laboral en la esfera del turismo inclusivo.
  • Se comprometa socialmente a mejorar su entorno.
  • Pueda llevar a cabo actividades de aprendizaje y servicio de turismo inclusivo con asociaciones de personas con discapacidad.

“Con este proyecto esperamos, por un lado, dar visibilidad a los problemas de accesibilidad y adaptabilidad en actividades de ocio, cultura y turismo con el fin de lograr la inclusión real para todas las personas; y, por otro, formar a profesionales que sean capaces de trabajar desde la mirada inclusiva”, concreta la docente.

Hoja de ruta

El programa, que se desarrolla durante un año y se imparte en dos cursos académicos, introduce a los alumnos en la gestión del turismo accesible e inclusivo y en el desarrollo de las competencias necesarias para la creación y prestación de productos y servicios turísticos adaptados a esta realidad.

El plan de trabajo aborda tres acciones diferenciadas y complementarias. En primer lugar, remarca la profesora, “elaborar una investigación en colaboración con entidades y empresas para conocer las necesidades de las personas con diversidad funcional y movilidad reducida, así como la realidad de los lugares turísticos de nuestro entorno en cuanto a accesibilidad y de este segmento de mercado”.

“Los usuarios de diversas asociaciones nos transmiten las necesidades que tienen desde la accesibilidad, tanto a nivel físico como sensorial”, señala la docente. En total, han colaborado con nueve entidades y han realizado excursiones a Pinoso, al Museo del Calzado de Elda y a Onil.

En estas visitas, los alumnos han detectado que algunos espacios no están adaptados para personas con discapacidad visual o auditiva. “Cuando tratas de llegar a las discapacidades, es complicado encontrar un lugar que esté adaptado a todos. No se trata de que expliquen a una persona con más detalle, sino de que todas las personas puedan disfrutar al mismo tiempo”, apunta.

Cuartero destaca que, tras estas excursiones, el CIPFP quiere contar con un laboratorio en el que disponer de materiales para facilitar las visitas.

Generar empleo de calidad

Otro de los puntos importantes de este programa es “desarrollar una metodología teórico-práctica en las unidades de trabajo que permita a los estudiantes contar con un perfil adecuado para cubrir esta demanda de mercado y generar empleo de calidad que favorezca la competitividad de las empresas y entidades colaboradoras”. Para la educadora, “el valor añadido nos hace más eficaces y mejores en nuestro trabajo”.

La tercera ‘pata’ del esquema contempla como ejes vertebradores la “coordinación y gestión de un proyecto que favorezca el compromiso social de todos los participantes, englobando al alumnado, profesorado, entidades, organismos y empresas participantes, para que repercuta de una manera visible en la población y perdure en el tiempo”.

En una sociedad moderna, normalizada e inclusiva es fundamental contar con un turismo que posibilite que cualquier individuo, con independencia de sus condiciones particulares, pueda gozar de los atractivos que ofrece esta actividad.

Al participar en este proyecto, Cuartero ha conseguido una visión de la inclusión que antes no tenía. “Estas personas necesitan que se les ayude a disfrutar del ocio y la cultura en su totalidad, porque se conforman con tener las necesidades básicas cubiertas que, a veces, ni se consiguen”, afirma. Desde su punto de vista, la inclusión no debería ser solo una tarea pendiente del sector turístico, ya que es “una realidad social a la que hay que hacer frente y superar”.

A los chavales también les ha aportado una mirada inclusiva y ahora saben que su papel profesional puede ir más allá de trabajar en un geriátrico o en una asociación. “Saben que pueden participar en el sector turístico, porque son necesarios para ayudar a la agente en el aeropuerto o en una estación de tren”, resume.

Si quieres saber más sobre este proyecto, puedes consultar sus redes sociales:

Twitter: @cipfpvalledelda

Facebook: @cipfpvalledeelda

LinkedIn: CIPFP Valle de Elda

Instagram: @cipfp_valle_de_elda

TAGS: DISCAPACIDAD FP DUAL JóVENES