En acción, la huella social de Bankia

Voluntarios ‘libran’ al embalse de Bellús de 500 toneladas de CO2 durante 40 años

  • Compartir

Se han recuperado 158 sauces, 24 almeces y 73 adelfas, entre otras especies

Bankia en·accion Publicado el 11 de Julio de 2019

Crear un bosque de ribera en el entorno del embalse de Bellús y visibilizar los valores ambientales era la finalidad del proyecto ‘El embalse de Bellús mejora y conservación’ que la Fundación Limne y Bankia pusieron en marcha en 2018 en la provincia de Valencia, entre el municipio de Bellús y la localidad de Benigánim. En este espacio confluyen las aguas de los ríos Albaida, Clariano y Micena.

Un año después de que arrancara esta iniciativa, el trabajo que ambas entidades han realizado en la zona empieza a dar los primeros resultados. Y son muy positivos. La plantación de 423 plantones –158 sauces, 24 almeces, 73 adelfas y 168 arraclanes de una savia- permitirán la absorción de 521,42 toneladas de CO2 durante los próximos 40 años, según el Ministerio de Transición Ecológica.

En este tiempo se han realizado muestreos de la calidad de las aguas para observar la evolución de la calidad de las aguas del río con la creación, desarrollo y madurez de un bosque de ribera.

Desde que se iniciase el proyecto, se han organizado cinco jornadas de restauración del bosque de ribera con más de 100 voluntarios desde noviembre de 2018 hasta febrero de 2019, época en la que existe parada vegetativa y es cuando deben realizarse las plantaciones de arbustivas y arbóreas.

La entidad moviliza a más de 300 personas voluntarias para seguir analizando la calidad de las aguas y contribuir a mejorar y conservar el embalse de Bellús.

Bankia apoya proyectos medioambientales que ayudan a conservar el entorno dentro de su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y concretamente con el ODS 13, Acción por el Clima.

Bankia En Acción voluntariado Bellus

Incorporación de especies en peligro de extinción

Uno de los hitos destacados del proyecto ha sido la incorporación de una especie que está en peligro de extinción en el Catálogo Valenciano de Especies de Flora Amenazada y del que llegaron a contabilizarse únicamente 22 ejemplares en tres localizaciones distintas de la Comunidad Valenciana.

La especie en concreto es la Frangula alnus, y en esta zona se han introducido un total de 168 ejemplares que están mostrando muy buen desarrollo y alta capacidad de asentamiento.

Para 2019-2020, se espera seguir introduciendo 300 helófitos y 800 arbustivas-arbóreas, creando un bosque de ribera próximo al millar de plantones, asimilando 1.000 toneladas de C02 en los próximos 40 años y cerca de 1.000 toneladas de amonio y fosfatos.

Objetivo: crear un bosque de ribera

El proyecto a tres años tiene como principales objetivos crear un bosque de ribera, visibilizar los valores ambientales del proyecto, mejorar la calidad de las aguas e implicar a la ciudadanía en la conservación del embalse de Bellús.

“Crearemos un bosque de ribera en torno al embalse, implicaremos a la ciudadanía en la conservación y mejoraremos la calidad de las aguas, visibilizando los valores ambientales que promovemos”, señala Sales Tomás, gerente de la Fundación Limne.

Se estima que mediante este enclave se asimilarán 122 toneladas de CO2 al año y se depurarán fosfatos y nitratos.

Compromiso con el medioambiente

En una apuesta clara por la lucha contra el cambio climático y la mejora de la biodiversidad, Bankia apoya proyectos medioambientales que ayudan a conservar el entorno.

En estas actividades, el compromiso de la entidad y sus profesionales es fundamental. Así, durante 2018 se creó un grupo de trabajo para estudiar acciones por toda España, que se han extendido a 13 provincias y entre cuyas acciones destacan la recuperación de 60 hectáreas de dehesa en el entorno del Parque Nacional de la Tablas de Daimiel (Ciudad Real) junto a WWF España, el programa Reforesta junto al Cabildo de Canarias y la limpieza de las playas del Maresme (Barcelona).

Todas estas iniciativas se enmarcan en el compromiso de Bankia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y concretamente con el ODS 13, Acción por el Clima.

“Somos conscientes de la importancia del medioambiente y de la necesidad de contribuir a reducir la amenaza del cambio climático y nuestro compromiso con la sociedad pasa por implicarnos de manera ambiciosa en la realización de acciones que mitiguen la huella ecológica”, señala el director de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Bankia, David Menéndez.

TAGS: MEDIOAMBIENTE VOLUNTARIADO