El deporte, clave para plantarle cara a la diabetes tipo 1