Una playa en el Mediterráneo para el chorlitejo patinegro